Ir a contenido

Política de mudanzas

El PSC se traslada al Poblenou, la rebautizada Convergència estrena sede y Unió intenta vender la suya

Roger Pascual

Operarios hacen el traslado a la sede del Partit Demòcrata Català.

Operarios hacen el traslado a la sede del Partit Demòcrata Català. / FRANCESC CASALS

Tiempos de mudanzas en el mundo de la política catalana. No solo en el espectro ideológico, sino en sentido literal. El PSC se traslada a Poblenou, la rebautizada Convergència, además de nombre, estrena también sede mientras que sus antiguos socios de Unió siguen intentando vender la suya. 

Después de firmar el pasado 6 de junio un contrato de arras para vender su histórica sede de la calle de Nicaragua, los socialistas han cerrado el acuerdo de su nuevo local en régimen de alquiler con opción a compra, dejando atrás el que ha sido su hogar desde que el partido se fundó en 1978. 

La próxima sede, que consta de tres plantas y sótano, tiene un tercio de la de Sants (de 4.700 metros con planta baja y cuatro más, además de un párking de

Los socialistas descartaron quedarse con la sede de UDC por motivos políticos

400 metros). El PSC ha rastreado con ahínco el mercado inmobiliario. Se da la circunstancia de que uno de los locales que les ofrecieron era la sede de Unió. Una opción que descartaron rápidamente por motivos políticos.

La operación de venta del inmueble de Nicaragua, que se cerrará por una cifra cercana a los 10 millones de euros, servirá para recortar parte de su deuda de 12 millones. El nuevo propietario, una empresa vinculada al sector inmobiliario, está a la espera de que se conceda el cambio de uso del edificio, que pasaría de oficinas a viviendas.

El traslado al nuevo domicilio se realizará en noviembre, después del congreso del partido, dejando atrás casi cuatro décadas de historia en las que Nicaragua ha sido testigo de muchas reuniones claves en la historia de Catalunya y España.

EL TRASLADO DE CDC A PDC

El PSC sigue los pasos de Convergència (ahora PDC), que ya vendió hace un año su emblemática sede de la calle de Còrsega, a escasos metros del paseo de Gràcia. Se la quedó el grupo inversor Platinum, tras el que se encuentra un operador de Hong Kong. La formación tuvo para ello que cambiar ante el juzgado número 30 de Barcelona las garantías legales que pesaban sobre el inmueble a raíz del 'caso Palau'. En julio del 2012, CDC había entregado la escritura de su sede como aval ante la fianza de 3,2 millones de euros que le impuso el juez en concepto de responsabilidad civil subsidiaria por el saqueo del Palau de la Música. Posteriormente, el juez decretó el embargo preventivo de las otras 15 sedes como garantía. En enero de este año, Convergència adquirió su nueva sede, en el número 339 de la calle de Provença (al lado de paseo de Sant Joan) y que había albergado previamente al Departament de Comerç. Este mes de agosto, pasado el congreso de refundación, han empezado el traslado.

Unió, antigua pareja de los convergentes, está a la espera de encontrar un comprador para sus oficinas de la calle Nàpols. Aunque ha recibido algunas ofertas, hasta el momento el partido democristiano no ha llegado a ningún acuerdo con ninguno de los interesados. Cuando haya cerrado la venta del local, de 2.000 metros cuadrados, buscará otro, más pequeño y de alquiler. La opción de compra está totalmente descartada después de que la formación presentara el pasado mes de julio un ERE y esté negociando con sus acreedores para reducir su deuda de 19 millones de euros.

Temas: PDECat CDC Unió PSC

0 Comentarios
cargando