Ir a contenido

INVESTIDURA

Primer tropiezo, el contrato único

PP y Ciudadanos aparcan sus discrepancias sobre la contratación laboral hasta el final de la negociación política

Lograr avances para implantar la "mochila austriaca" del trabajador parece más fácil

Rosa Maria Sánchez

Reunion de los equipos negociadores del Partido Popular y de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados.

Reunion de los equipos negociadores del Partido Popular y de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados. / JOSE LUIS ROCA

La negociación entre PP Ciudadanos ha comenzado este lunes por los temas de economía y empleo, que son los que, según el vicesecretario del PP Fernando Martínez Maíllo, "más preocupan a los españoles".

Y aunque se han constatado "coincidencias importantes", según el portavoz popular, también se han detectado "algunos desacuerdos" cuyo debate se ha preferido dejar para "el final del proceso".

La reforma de la contratación laboral y la propuesta de implantar un contrato indefinido único con indemnización creciente es una de estas cuestiones que se ha aplazado para evitar emponzoñar la negociación en el primer minuto.

El PP prefiere centrarse en sus 28 coincidencias con el viejo acuerdo entre C's y PSOE y aparcar las diferencias

"Hay cuestiones en las que estamos muy de acuerdo y otras que deberemos abordar con más delicadeza", ha admitido el secretario general del grupo parlamentario de C's, Miguel Gutiérrez. La reforma de los contratos "es uno de esos puntos que estamos hablando y discutiendo", ha admitido Gutiérrez antes de recordar que la propuesta laboral de Ciudadanos es más amplia e incluye otras cuestiones como "los complementos salariales y la mochila austriaca".

MOCHILA AUSTRIACA

Precisamente, crear un fondo para financiar parte del coste del despido, que acompañaría a cada trabajador a lo largo de su vida laboral (aunque cambie de empleo) y que se acumularía a la pensión de jubilación en caso de no haber sido utilizado (fondo austriaco) es uno de los puntos en los que se podría lograr acuerdo. Al menos, el "sistema austriaco" forma parte de las 28 coincidencias detectadas por el PP entre su  programa económico y el fallido acuerdo de gobierno que PSOE y Ciudadanos alcanzaron en la anterior legislatura, el 24 de febrero.

La dificultad mayor se ciñe en torno al contrato único. PSOE y Ciudadanos acordaron impulsar un "nuevo contrato estable y progresivo" con una duración máxima de dos años y una indemnización creciente por despido procedente de 12 días el primer año; 16, el segundo, y 20, a partir del tercero (20, 25 y 33 días en caso de despido improcedente).

También  se antoja difícil un posible acuerdo entre PP y C's que permita establecer un recargo del 7% a los defraudadores que se acogieron a la amnistía fiscal en el 2012, tal como reclama la formación de Albert Rivera.

COINCIDENCIAS GENÉRICAS

Así, el PP prefiere centrar la negociación en sus 28 coincidencias con el acuerdo de febrero entre C's y PSOE. Al fin y al cabo, eso podría garantizar el futuro voto socialista a estas reformas.

La mayor parte de estos puntos en común son, sin embargo, genéricos, según el documento que el PP difundió el pasado 3 de agosto. En él se subraya la coincidencia en adoptar "medidas para apoyar a los autónomos y emprendedores" y la "revisión del régimen de cotizaciones, rebaja de tributación a los nuevos profesionales". El fallido acuerdo entre PSOE y Ciudadanos era mucho más preciso. Establecía que "de manera inmediata, hasta que entre en vigor la reforma del régimen especial de trabajadores autónomos, se introducirá una cotización reducida de 45 euros, que se aplicará a todos los autónomos cuyos ingresos reales no superen el SMI".

También se antoja espinosa la negociación del plan de choque social por importe de 7.000 millones de euros que acordaron Pedro Sánchez y Albert Rivera para introducir el ingreso mínimo vital y un complemento salarial garantizado.

0 Comentarios
cargando