25 oct 2020

Ir a contenido

PP y C's aparcan sus discrepancias para el final de la negociación

"No existen obstáculos insalvables [...] pero sí puntos que nos separan", explica el portavoz conservador en el receso de la primera reunión

Las primeras dificultades surgen en materia laboral, porque Ciudadanos reclama intruducir un contrato único

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Imagen de la reunión de los equipos negociadores del Partido Popular y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados.

Imagen de la reunión de los equipos negociadores del Partido Popular y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados. / JOSÉ LUIS ROCA

Los equipos negociadores del PP y Ciudadanos han mantenido este lunes una "intensa mañana de trabajo" que va a continuar esta tarde y a lo largo de la semana con nuevas reuniones en busca del 'sí' del partido naranja a la investidura de Mariano Rajoy. Aunque los portavoces de ambos grupos han trasladado que la primera toma de contacto, tras la reunión puramente metodológica del pasado viernes, ha sido "cordial" y hay "voluntad de entendimiento", no han ocultado que han surgido los primeros encontronazos a cuenta de algunas de las peticiones remitidas por C's a los colaboradores del presidente en funciones. 

C's envió el fin de semana un documento con 100 reclamaciones que según ha reconocido el vicesecretario de organización popular, Fernando Martínez-Maillo, contiene medidas con los que su partido mantiene "serias discrepancias" y que se han decidido aparcar para debatir "al final del proceso". Ninguna de ellas es, en su opinión, un "obstáculo insalvable", pero sí hay "puntos que separan" a ambos partidos y que requieren de un debate profundo y que se cerrará al final del proceso, según ha avanzado.

El día de hoy estaba destinado al primer bloque de los cinco en los que se van a dividir las conversaciones: economía y empleo (al que seguirán sociedad del bienestar; transparencia, regeneración y lucha contra la corrupción; reforma y fortalecimiento institucional; y España en la UE y el mundo). Y por lo que ha dejado entrever el portavoz de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, las primeras dificultades ha surgido en el ámbito laboral, dado que Ciudadanos "va a mantener encima de la mesa" su reivindicación de que en España se instaure un contrato único. "Es un punto a seguir hablando y discutiendo", ha reconocido. 

Pese a las discrepancias, el ánimo de ambos partidos es cerrar un acuerdo el próximo fin de semana que pueda ser rubricado por Rajoy y Albert Rivera antes del debate de investidura, que empezará el 30 de agosto.