Ir a contenido

DUELO EN LA POLÍTICA CATALANA

Fallece a los 92 años Jordi Carbonell, histórico de la lucha antifranquista

Entre 1996 y el 2004 ocupó la presidencia de ERC y desempeñó una importante labor en la filología catalana

Dirigentes de los partidos de izquierda y soberanistas loan su figura y trayectoria

El histórico referente de la lucha antifranquista y expresidente de ERC Jordi Carbonell de Ballester (Barcelona, 1924) ha fallecido este domingo a los 92 años, después de una vida dedicada a la política y a la filología. Tras conocerse la noticia de su muerte, numerosos dirigentes de su partido, así como otros representantes de la política catalana han transmitido su pésame por la pérdida de Carbonell y han loado su trayectoria y su persona.

El 'president' Carles Puigdemont ha dicho de él que fue "un hombre de país, firme, insobornable, digno, maestro" y ha prometido llevar a cabo "su sueño", en relación al proceso independentista. Numerosos dirigentes de ERC han expresado su tristeza y también han subrayado la personalidad de Carbonell. El líder republicano, Oriol Junqueras, vicepresidente del Govern y 'conseller' de Economía, ha tuiteado: "Buen viaje a los guerreros que a su pueblo son fieles. ¡También por ti, lo haremos!". El diputado de Esquerra en el Congreso Joan Tardà ha recordado la célebre frase de Carbonell ("Que la prudencia no nos haga traidores"), y el exlíder del partido Josep-Lluís Carod-Rovira ha revelado una vivencia reciente: "¡Esta vez sí que lo conseguiremos!, me dijiste en el hospital con el entusiamo de siempre". Dirigentes del PDC -la antigua Convergència-, de ICV y del PSC, entre otros, también han dedicado unas palabras al recuerdo del histórico referente independentitsta y filólogo.

Carbonell se convirtió en un símbolo de la defensa del catalanismo político y cultural desde la posguerra, cuando empezó su activismo contra la dictadura en el Front Universitari de Catalunya, lo que le costó su persecución por parte del régimen franquista. A principios de los 50, fue lector de catalán en Liverpool (Inglaterra), donde contactó con políticos exiliados y a partir de 1952 participó en actividades culturales clandestinas, como la Declaració d'Intel·lectuals o el Comité 11 de Setembre.

En el final de la dictadura, en 1971, participó en la constitución de la Assemblea de Catalunya y en la histórica manifestación de la Diada de 1976 en Sant Boi hizo célebre la consigna reivindicativa 'Que la prudència no ens faci traïdors'.

DE NACIONALISTES D'ESQUERRES A ERC

Con la llegada de la democracia, concurrió a las primeras elecciones catalanas encabezando la candidatura de Nacionalistes d'Esquerres, partido que cofundó en 1979. Posteriormente, esta formación se reorganizó como Entesa dels Nacionalistes d'Esquerra y, tras fracasar en su intento de fusión con ERC, se coaligó con el PSUC y figuras independientes en Iniciativa per Catalunya, aunque Carbonell se opuso al intento de creación de IC como partido.

Finalmente, en 1992, se afilió a ERC y un año más tarde fue elegido miembro del consejo nacional. En 1996 fue designado presidente de Esquerra, cargo que desempeñó hasta el 2004.

A parte de su activismo político, también destacó como filólogo. Entre 1963 y 1972, dirigó la Gran Enciclopèdia Catalana elaborando los cuatro primeros tomos. Entre los numerosos reconocimientos a su figura están la Creu de Sant jordi (1984), la medalla de oro de la Generalitat (2001) y la medalla de honor de Barcelona (2002).

Temas: ERC