Ir a contenido

CAMBIOS EN EL GOBIERNO

Fátima Báñez asume la cartera de Sanidad de Alfonso Alonso

El candidato del PP a lendakari presentó su renuncia el1 de agosto para concurrir a las elecciones vascas

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. / FERNANDO VILLAR / EFE

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, asumirá los asuntos de Sanidad, después de que el ministro Alfonso Alonso haya dejado la cartera para ser el candidato del PP a lendakari en las elecciones vascas del 25 de septiembre, según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El propio ministro de Sanidad se despide este martes en Twitter con el siguiente mensaje: "Hoy dejo de ser ministro del Ejecutivo de @marianorajoy. Ha sido un honor formar parte del Gobierno de España. Muy agradecido".

El real decreto por el que se dispone que Bañez se haga cargo de los asuntos ordinarios del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es consecuencia de la incompatibilidad de simultanear este cargo con el de la candidatura a lendakari.

Alonso, cuya renuncia se conoció el pasado 1 de agosto, estuvo al frente del Ministerio de Sanidad desde diciembre del 2014, en sustitución de Ana Mato. Desde que llegó al ministerio puso especial énfasis en continuar con la reforma sanitaria emprendida por su antecesora en el 2012 para extender la asistencia sanitaria a todos los españoles e inmigrantes en situación regular, y en reducir el gasto farmacéutico.

Asimismo, dio luz verde a la reforma de la Ley del Aborto, el Plan de la Infancia y la lucha contra la trata de mujeres. En octubre del 2015, fue elegido para sustituir a Arantza Quiroga en la Presidencia del PP vasco, tras la dimisión de ésta. 

GOBIERNO MENGUANTE

El Ejecutivo que capitanea Mariano Rajoy, con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como escudera, ha pasado de 13 ministros a 10 en menos de cuatro meses

Alonso dejará su cartera siguiendo el mismo camino que José Manuel Soria y Ana Pastor. El primero hizo historia al convertirse en el primer ministro en funciones que tenía que dejar su cargo. Sus contradictorios intentos de negar su presencia en los papeles de Panamá llevaron al titular de Industria, Energía y Turismo a dejar la política. Rajoy traspasó a sus funciones gubernamentales al ministro de Economía, Luis de Guindos.

Pastor también hizo las maletas y dejó en manos del ministro de Justicia, Rafael Catalá, sus tareas en el ministerio de Fomento después de ser elegida presidenta del Congreso. Al estar en funciones, el jefe del Ejecutivo no tiene facultad de nombrar nuevos ministros ni altos cargos. Así, hasta que se constituya otro gobierno, serán otros ministros los que asumirán las competencias de los que se marchen.

Rajoy ya empezó la legislatura con el mínimo histórico de ministros después de la restauración de la democracia. Las 13 carteras que asignó en diciembre del 2011 contrastaban con las 21 que distribuyó en su día Adolfo Suárez (que tenía además dos vicepresidentes), los 18 ministerios que llegó a tener Felipe González, los 17 de José Luis Rodríguez Zapatero o los 16 de José María Aznar.