04 jul 2020

Ir a contenido

EL PULSO INDEPENDENTISTA

Puigdemont desoye a ERC y mantiene la moción de confianza después de la Diada

Los republicanos creen que el debate debería celebrarse antes del Onze de Setembre

JOAN CARLES CANELA / BARCELONA

Joan Tardà y Gabriel Rufián, diputados de ERC en el Congreso.

Joan Tardà y Gabriel Rufián, diputados de ERC en el Congreso. / DAVID CASTRO

ERC apuesta por que la cuestión de confianza a Carles Puigdemont, se celebre antes de la Diada, pero el presidente de la Generalitat, que tiene la prerrogativa de fijar la fecha del debate, mantiene de momento sus planes de someterse al juicio del Parlament pasado el Onze de Setembre. Desoye así la petición del portavoz de los republicanos en el Congreso, Joan Tardà, que ha afirmado que "los catalanes merecen celebrar la Diada con este éxito" y ha destacado la "oportunidad" que representa para que el Parlament haga confianza en el Govern y "relanzar" el 'procés'.

Sin embargo, fuentes del entorno de Puigdemont han dejado claro que la cuestión de confianza se celebrará durante la segunda quincena del mes, aunque aún no se ha decidido la fecha concreta. Las mismas fuentes han asegurado que el 'president' ya acordó este calendario con el líder de ERC y vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras. Entienden en Presidència que la ya habitual movilización del independentismo en la Diada puede ser precisamente un buen catalizador para garantizar el éxito de la moción, que dependerá de los votos de la CUP.

La líder del PDC, Marta Pascal, ha evitado entrar en la polémica de la fecha y ha subrayado que se deberá buscar un "momento concreto" de septiembre, pero ha pedido no "despistarse" de lo importante, que, a su juicio, es saber si la CUP "suma para la viabilidad" del 'procés'.

En referencia a los trámites para la investidura en el Congreso, Tardà, que ha comparecido en rueda de prensa junto con Gabriel Rufián, ha descartado de nuevo un encuentro con Felipe VI. "No nos reuniremos con el jefe de Estado mientras no corrija el desprecio que tuvo hacia las instituciones catalanas", ha afirmado en referencia a la polémica por no recibir a Carme Forcadell cuando fue elegida presidenta del Parlament. Además, Rufián ha asegurado que sigue "muy, muy lejos" la posibilidad de un "Gobierno que derogue las iniciativas reaccionarias de PP, haga políticas socialdemócratas y dé voz" a los independentistas.