Ir a contenido

ENCUESTA DEL CEO

El 'sí' a la independencia crece por el aumento de apoyos a esta opción en Sí que es Pot

El 47,7% de los entrevistados por el CEO apoyan la secesión, frente al 42,4% que la rechazan

Rafa Julve

Aunque las fuerzas soberanistas perderían fuerza en el Parlament pese a retener la mayoría absoluta, según el último barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), la misma encuesta indica un incremento de los catalanes que quieren que Catalunya se convierta en un Estado independiente. De acuerdo con este sondeo, el 47,7% de los entrevistados apuestan por la secesión, mientras que el 42,4% la rechazan. Es la primera vez desde que se hace esta misma pregunta en que la opción independentista se impone a la contraria. En febrero del 2015, la comparación era de 44,1% frente al 48%. Con otro tipo de formulaciones, desde las proximidades del 9-N del 2014 las respuestas favorables al soberanismo no habían superado a las que defienden continuar en España. 

En la anterior entrega del CEO, en marzo, el 'no' superaba al 'sí' por un 45,5% a un 45,3%. En esta ocasión, en plena resaca todavía de las elecciones generales del 26-J y en medio de las negociaciones por la investidura, los datos se invierten apreciablemente. La principal razón que se desprende del barómetro del CEO para explicar ese crecimiento del independentismo pese a la bajada de JxSí y la CUP es el incremento de los votantes de Catalunya Sí que es Pot que hoy en día apoyarían la independencia. Ese porcentaje se sitúa ahora en el 30,5% de los simpatizantes de esta fuerza, cuando en la anterior entrega era del 20,3%. El 55% de ellos se oponen a la secesión.

EL MODELO POLÍTICO

En otra pregunta efectuada por el CEO a los 1.500 participantes entre el 28 de junio y el 13 de junio, el 41,6% de los encuestados creen que Catalunya debería ser un Estado independiente; el 26,5%, una comunidad autónoma, el 20,9% un Estado dentro de una España federal y el 4% una región de España.

De nuevo, este apartado muestra un crecimiento de la opción independentista (del 38,5% al 41,6%), mientras que la opción federalista cae del 25,1% al 20,9%.