Ir a contenido

BARÓMETRO DE VERANO

El independentismo retendría la mayoría absoluta pero perdería al menos dos escaños, según el CEO

Junts pel Sí se quedaría con los mismos diputados o bajaría dos pese a la caída de la CUP, de 10 a 6-8

Catalunya Sí que es Pot se dispararía de 11 a 20-22 asientos y se disputaría con Ciutadans ( de 25 a 18-21) la segunda plaza

Rafa Julve

El independentismo retendría la mayoría absoluta pero perdería al menos dos escaños, según el CEO

Si Convergència (ahora Partit Demòcrata Català) y ERC volvieran a presentarse unidas en unas elecciones catalanas bajo las siglas de Junts Pel Sí, cosa que está por ver, la coalición soberanista lograría entre 60 y 62 diputados, dos menos o los mismos que los que tiene en la actualidad (62). Esta candidatura conjunta y la CUP, que bajaría de 10 a entre 6 y 8 escaños, obtendrían por tanto una horquilla de entre 66 y 70  asientos en el Parlament. Retendrían así la mayoría absoluta fijada a partir de las 68 plazas, aunque perderían fuerza al dejarse como mínimo dos diputados, según el último barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO).

De acuerdo con la encuesta de este organismo dependiente de la Generalitat, los independentistas también se desinflarían en porcentaje de voto. En las últimas elecciones, del 27 de septiembre del 2015, los soberanistas obtuvieron el 47,8% de los apoyos, el 39,59% JxSí y el 8,21% la CUP. Según el sondeo, en unos nuevos comicios esa cifra se quedaría en el 43,4, pues la coalición de ERC, CDC e independientes bajaría al 38,2% en estimación de voto y los cuperos, al 5,2%.

CRECIMIENTO DE SÍ QUE ES POT

El partido que resultaría más beneficiado en unas nuevas elecciones sería Catalunya Sí que es Pot, que pasaría de 11 diputados a entre 20 y 22. El actual primer partido de la oposición, Ciutadans, caería en cambio de 25 a 18-21 asientos y vería peligrar la segunda posición ante el empuje de la candidatura que en el 27-S encabezó Lluís Rabell. El PSC se quedaría en los 16 actuales o subiría uno y el PPC también retendría los 11 que tiene ahora o podría sumar uno más.

La encuesta, elaborada entre el 28 de junio y el 13 de julio con 1.500 entrevistas, es decir, justo después de las elecciones generales, indica también que Junts pel Sí es el partido que logra mantener la mayor fidelidad de voto (el 88,7%) respecto de los anteriores comicios al Parlament, seguido de Catalunya Sí que es Pot (82,3%). La CUP, en cambio, solo tendría asegurada la papeleta del 54,5% de las personas que le votaron. Las tensiones internas en torno al veto de los presupuestos de la Generalitat parecen haberse trasladado también al exterior, y lo demuestra también que la cara más visible de los anticapitalistas en el Parlament, Anna Gabriel, experimenta una notable caída en el apartado de valoración de líderes al sacar un 3,64 cuando a finales del año pasado obtuvo un 4,90.

TODOS LOS CANDIDATOS BAJAN

La dirigente cupera no es la única que baja en ese aspecto. Es más, todos lo hacen. El más valorado sigue siendo el republicano Oriol Junqueras, aunque pasa de un 5,55 de nota a un 5,34. El segundo es el 'president' Carles Puigdemont, con un 5,05 (un 5,22 en la última ola del sondeo). A partir de ahí, todos suspenden: el dirigente de Sí que es Pot Lluís Rabell (4,27 frente a un 4,50), el socialista Miquel Iceta (4,07 frente a un 4,34); la candidata de Ciutadans Inés Arrimadas (3,04 frente a 2,91) y el popular Xavier García Albiol (1,83 frente a un 1,95).