LA NUEVA LEGISLATURA

Sánchez toma la iniciativa para ejercer de líder de la oposición

El PSOE registra la solicitud para que el Congreso investigue la 'operación Cataluña'

Los socialistas piden la derogación de las leyes más polémicas aprobadas por el PP

Meritxell Batet y otras dirigentes del grupo socialista registran este miércoles sus iniciativas en el Congreso. 

Meritxell Batet y otras dirigentes del grupo socialista registran este miércoles sus iniciativas en el Congreso.  / AGUSTÍN CATALÁN

Se lee en minutos

El PSOE quiere que el Congreso se ponga a trabajar cuanto antes. Con Pedro Sánchez instalado en el rotundo rechazo a facilitar la investidura de Mariano Rajoy y las relaciones con Podemos más rotas que nunca (a raíz del desencuentro sobre quién debía ser el candidato de la izquierda a presidir la Cámara: Patxi López o Xavier Domènech), los socialistas registraron este miércoles 15 propuestas parlamentarias con las que quieren tomar la iniciativa y ejercer desde el primer momento el liderazgo de la oposición. La mayor parte de las peticiones tienen que ver con la derogación de las leyes más polémicas aprobadas por el PP en los cuatro años anteriores: de la ‘ley mordaza’ a la reforma laboral, pasando por la LOMCE. Pero el PSOE también reclama la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre la actuación del Ministerio del Interior dentro de la llamada ‘Operación Cataluña’, así como las comparecencias de Cristóbal Montoro y Luis de Guindos para que expliquen, respectivamente, el cierre presupuestario del 2016 y el procedimiento sancionador de la UE contra España por el desvío del déficit.

Los socialistas creen tener muchas posibilidades de aprobar la mayor parte de sus iniciativas. El PP, con 137 diputados, se quedó el pasado 26 de junio muy lejos de la mayoría absoluta y ya no puede bloquear por sistema las acciones de la oposición. Fuentes de la dirección del grupo parlamentario del PSOE señalaron que las dudas se centran en lo que hará Ciudadanos, tras haber anunciado su abstención en la investidura de Rajoy y pactar con los populares el reparto en la Mesa del Congreso, en propuestas como el ingreso mínimo vital para las familias necesitadas y las derogaciones de la reforma laboral y de la LOMCE. En cambio, consideran que saldrán adelante iniciativas como las propuestas de ley de lucha contra la pobreza energética, recuperación del poder adquisitivo de las pensiones, supresión del voto rogado y restauración de la independencia de RTVE. La comisión de investigación sobre las actuaciones de Interior también llegará a buen puerto, señalan en el PSOE.

FERNÁNDEZ DÍAZ: DIMISIÓN O CESE

Noticias relacionadas

Esta solicitud, adelanta por EL PERIÓDICO a principios de julio, señala al ministro en funciones Jorge Fernández Díaz por la “utilización partidista” de su departamento “con fines políticos”. Los  principales ejemplos aportados por los socialistas son dos. Por un lado, las grabaciones de la reunión mantenida por Fernández Díaz en el 2014 con el entonces director de la Oficina Antifrau de la Generalitat, Daniel de Alfonso, centrada en conspirar contra dirigentes políticos independentistas. Por otro, la ‘operación Catalunya’, una trama policial dedicada presuntamente a los mismos fines. “En el mes de julio, el Comisario José Manuel Villarejo, antes adscrito a la Dirección Adjunta Operativa de la Dirección General de la Policía, reconocía ante un juez instructor la existencia desde el 2012 de un grupo de cargos y agentes policiales designados por el ministro y su equipo que se habría dedicado al seguimiento de responsables políticos y dirigentes de los partidos de la oposición”, señalan los socialistas en su escrito.

“Estamos ante un caso gravísimo de abuso de poder y utilización de las estructuras del Estado con fines partidistas para tapar escándalos del PP e investigar a rivales políticos. Fernández Díaz tendría que haber dimitido por decencia o haber sido cesado por Rajoy”, señaló la portavoz adjunta del PSOE en el Congreso, Meritxell Batet. Los socialistas quieren que esta comisión se vote en el primer pleno de la legislatura para que sus conclusiones puedan conocerse en tres meses.