Ir a contenido

Ana Pastor, la más fiel a Rajoy

La presidenta del Congreso es amiga del presidente y colaboradora suya desde hace años

Ana Pastor, la más fiel a Rajoy

Sergio Barrenechea

Ana Pastor (Cubillos, 1957) es amiga de Mariano Rajoy y eso en el PP cuenta y mucho. Zamorana de nacimiento pero pontevedresa de corazón, ha sido una de las principales colaboradoras del presidente del Gobierno y nadie duda de su lealtad hacia él. Su amistad con Rajoy supera las reuniones de trabajo y es probable que este verano, como en tantas otras ocasiones, compartan algún día de vacaciones en Galicia. Pastor ha estado al lado del líder del PP también en los momentos difíciles, como demostró tras la derrota electoral del 2004 y durante la crisis que desembocó en el convulso congreso de Valencia cuatro años después.

Pastor es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca, especializada en Medicina Familiar y Comunitaria, y máster en Salud Pública, Administración Sanitaria, Dirección de Empresas y Gestión Hospitalaria. Funcionaria de carrera, ha formado parte de los equipos de Rajoy desde 1999, cuando el líder del PP fue nombrado ministro de Educación y Cultura del Gobierno de José María Aznar y la designó subsecretaria. En mayo de 2001 fue nombrada subsecretaria del Ministerio de Presidencia y un año después, tras el desembarco de Rajoy en Interior, pasó a ocupar el mismo puesto en ese departamento.

En 2002 la nueva presidenta del Congreso pasó de subordinada a compañera de gabinete de Rajoy, al ser nombrada ministra de Sanidad por José María Aznar.En los menos de dos años que estuvo al frente de ese ministerio, llevó a cabo una profunda remodelación de la administración sanitaria logrando la aprobación, con el consenso de todos los grupos, de la ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud.

EL MOMENTO MÁS DURO

Tras ser reelegida diputada por Pontevedra y después de desempeñar varios cargos en el Congreso, la victoria del PP en las elecciones generales de 2011 por mayoría absoluta la convirtió en ministra de Fomento. Uno de los momentos más duros que ha vivido en esta cartera fue el accidente de tren de Angrois, en el 2013, en el que murieron 79 personas.

En Catalunya, pese a las tensas relaciones entre el Ejecutivo del PP y la Generalitat a cuenta del debate independentista, los continuos problemas que sufre la red de Rodalies y el acumulado retraso en algunas infraestructuras, su afabilidad la convirtió incluso en amiga del 'exconseller' Santi Vila, hasta el punto de que Pastor  asistió a la boda del dirigente nacionalista. 

Su trayectoria ha estado marcada por la reducción de la inversión en obra pública y la reducción del gasto que ha tenido que afrontar como consecuencia del fuerte recorte del déficit que ha llevado a cabo el Ejecutivo de Rajoy. De hecho, una de sus primeras decisiones, además de paralizar el proyecto del Gobierno socialista de privatizar los aeropuertos de Madrid y Barcelona, fue la de reducir de tres a una las Secretarías de Estado de su Ministerio.

Pese a esta política de austeridad, ha logrado concluir varios tramos de líneas de alta velocidad ferroviaria como la conexión con Francia a través de Girona o los trayectos a Alicante, Palencia o León.También ha impulsado el uso de los trenes de alta velocidad a través de una política comercial basada en el abaratamiento de los billetes y en el incremento de las ofertas que ha permitido incrementar su tráfico de algo más de 22 millones en 2012 a cerca de 31 millones en 2015 dejando también a Renfe en beneficios.

Pastor deja, sin embargo, varios proyectos sin cerrar, como el rescate de las autopistas quebradas o la liberalización del AVE a Valencia.