EL PULSO SOBERANISTA

El 'sí' a un referéndum unilateral se impone en la consulta de la ANC

El 74,5% de los participantes en la votación avalan exigir al Govern que convoque el RUI que abandera la CUP

En el plebiscito interno han votado 9.304 adheridos, de los que el 22,6% se han opuesto a la iniciativa

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, junto a otros dirigentes de la entidad.

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, junto a otros dirigentes de la entidad. / ACN / NÚRIA JULIÀ

Se lee en minutos

La consulta interna en la Assemblea Nacional Catalana (ANC) sobre el referéndum unilateral de independencia (RUI) se ha convertido en un nuevo elemento de presión del Govern de Junts pel Sí. El 'sí' a esa convocatoria unilateral se ha impuesto ampliamente en la votación de la entidad con el 74,54% de los votos emitidos, que han sido 9.304.

Según los resultados provisionales difundidos por la ANC con el 94% de los votos escrutados, los detractores del RUI, propuesta que abandera el exsocio parlamentario de Junts pel Sí, la CUP, han sido solo un 22,61% de los asociados, mientras que los votos en blanco han representado el 2,86% y los nulos, el 0,02%.

LA PREGUNTA

La pregunta que la Assemblea planteaba a sus afiliados era: "¿Quieres que la ANC exija a las instituciones catalanas que convoquen al pueblo de Catalunya a un referéndum para decidir sobre la independencia?".

La dirección de la entidad no prevé valorar los resultados de la consulta hasta el martes, pero el elevado porcentaje de votos favorables a un RUI, que el Govern tendría que convocar una vez aprobadas por el Parlament las llamadas leyes de "desconexión", provoca que cada vez haya más formaciones y entidades soberanistas partidarias de modificar la hoja de ruta del Ejecutivo.

Te puede interesar

TAMBIÉN UN MANIFIESTO

La consulta de la ANC se ha producido la misma semana en que se ha publicado un manifiesto firmado ya por más de 12.000 personas que reclama también un referéndum unilateral en el año 2017. Este texto ha sido promovido por un centenar de diputados y exdiputados de todos los partidos independentistas, y formalmente cuenta con la adhesión de la CUP y de Demòcrates de Catalunya. ERC y la nueva CDC (el Partit Demòcrata Català) aún no se han pronunciado oficialmente al respecto.