30 nov 2020

Ir a contenido

El PP, "optimista", cree que tiene tiempo para llegar a un pacto con el PSOE

Cospedal insiste en que los socialistas no pueden repetir los "experimentos contra natura" que intentaron tras el 20-D

Sáenz de Santamaría pide a Sánchez que le dé "una pensada" a su "no" a Rajoy para evitar terceras elecciones

Iolanda Mármol

María Dolores de Cospedal, saludada por Rafael Hernando, recoge su acta de diputada en el Congreso.

María Dolores de Cospedal, saludada por Rafael Hernando, recoge su acta de diputada en el Congreso. / J.M. PRATS

El 2 de agosto está ya marcado en el calendario como posible fecha de un debate de investidura y Mariano Rajoy cuenta con un no, de momento, de Pedro Sánchez. Pero aún así, a pesar de lo justo de los plazos y de la incertidumbre que tiñe el escenario político, el PP considera que dispone de margen para seducir a los socialistas. Así lo ha expresado la secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, que ha mostrado su confianza en la posibilidad de un entendimiento. "Creo que el dos de agosto es una fecha sensata. Queda tiempo suficiente para llegar a un acuerdo", ha opinado tras recoger su acta como diputada en el Congreso.

Cospedal ha descartado de plano que Sánchez aproveche este periodo para buscar un pacto con otras fuerzas políticas y vuelva a presentarse como candidato a la investidura, tras el fracaso cosechado en su intento tras el 20-D, en el que contó solo con el apoyo de Ciudadanos. La dirigente popular ha rechazado que sea conveniente hacer ningún "experimento". "Lo que no se puede hacer es cualquier pacto contra natura para que no gobierne el más votado", ha reclamado, para apelar a las fuerzas políticas a que superen los "intereses partidistas" para poner fin a la "interinidad". 

En la misma línea, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, considera mejor intentar "en una fecha prudencial" alcanzar un acuerdo que asegure la investidura del presidente y formar el gobierno "de una u otra forma", antes que poner en marcha en el Congreso el contador que conduce hacia unas terceras elecciones. En este sentido, ha pedido al PSOE que reflexione y le dé "una pensada" a la decisión de votar en contra de Rajoy, lo que puede conducir a las terceras elecciones, que podrían fijarse en el 27 de noviembre.

El vicecresecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha reconocido que en su partido son "optimistas" sobre la posibilidad de que se forme Gobierno tras las reuniones que  Rajoy ha mantenido con Sánchez y Albert Rivera. "Esperamos que el PSOE, que es un partido de Estado, responsable, que ha tenido un papel destacado en las últimas décadas sea consciente de que sólo ellos tienen la llave para desbloquear la legislatura", ha enfatizado.

REVISAR LA REFORMA LABORAL

Con esa voluntad de pacto, Cospedal ha puesto el acento en que el PP va a hacer "todos los esfuerzos posibles por llegar a un acuerdo", cuyos únicos límites ha situado en la defensa de la unidad territorial, la Constitución y la lucha contra el terrorismo. Sobre el resto, afirma, el PP está abierto a dialogar. Tanto es así que se ha mostrado dispuesta a concretar un entendimiento con el PSOE en uno de los puntos tangibles que más les distancia, la polémica reforma laboral aprobada por su partido.  En este sentido ha enfatizado en que entiendan que el país no puede estar "en una interinidad permanente".

La secretaria general de los populares ha confirmado que, de momento, el PP no ha recibido respuesta de ningún partido al documento enviado este miércoles como base de la negociación y ha subrayado que ese texto está abierto a las negociaciones discretas que Rajoy quiere abrir a partir de ahora. Ha insistido en que los postulados que se defienden son "tan amplios" que  pueden ser asumidos por otras fuerzas políticas y, en todo caso, se ha mostrado dispuesta a revisar puntos importantes. "El PP está dispuesto a mejorar la reforma laboral. Hay aspectos que se pueden mejorar y nosotros estamos dispuestos", ha admitido, para sobrayar su disposición a iniciar "inmediatamente" una fase de conversaciones más discretas en pos de la gobernabilidad. 

SIN VETOS

Preguntada sobre la posibilidad de que PSOE o C's exijan al PP una renovación de caras, Cospedal ha asegurado que en las conversaciones mantenidas hasta el momento ninguno de los partidos ha pedido a Rajoy un cambio de dirigentes, y que lo único que existe es ruido mediático. "No ha habido nada en la conversación. Hoy por hoy no hemos oído ningún veto. vetos no hay y no creo que eso vaya a ser un impedimento", ha zanjado.