06 jun 2020

Ir a contenido

Barones afines impulsan a Sánchez a intentar su investidura

Iceta y Armengol creen que el líder del PSOE debería dar el paso si Rajoy fracasa

Los líderes territoriales difieren entre abstenerse y volver a buscar la Moncloa

Juan Ruiz Sierra

Iceta, junto a una colaboradora, llega a la sede del PSOE, este miércoles.

Iceta, junto a una colaboradora, llega a la sede del PSOE, este miércoles. / JUAN MANUEL PRATS

Los encuentros de Pedro Sánchez con los líderes territoriales del PSOE están poniendo de manifiesto las diferencias dentro del partido sobre cuáles son los pasos a dar. Unos barones creen que si Mariano Rajoy no ha conseguido los apoyos para su reelección, los socialistas deberían facilitar su investidura para evitar nuevas elecciones. Otros señalan que no se debe permitir en ningún caso la continuidad del PP. Y hay, por último, líderes territoriales, todos grandes defensores de la actual dirección, que creen que si el presidente en funciones fracasa, Sánchez debería volver a intentarlo. El PSOE mantiene abiertas todas las opciones mientras su secretario general continúa sin hacer declaraciones.

Este miércoles se reunieron con el líder socialista el valenciano Ximo Puig, el catalán Miquel Iceta y la balear Francina Armengol, la primera dirigente de peso en deslizar la idea de que Sánchez debe aspirar a convertirse en el jefe del Ejecutivo. “Si Rajoy no es capaz de lograr los apoyos suficientes, lo tiene que intentar”, dijo la presidenta del archipiélago. Iceta fue menos contundente. El líder del PSC señaló que esa era solo una “posibilidad”, pero fue más allá del discurso del resto de barones. “Es la lógica del sistema. Si el que gana no lo consigue, lo intenta otro”, explicó.

Esta tesis choca con la de la mayoría de los líderes territoriales y con lo expresado por la propia dirección. La andaluza Susana Díaz suele argumentar que si con los 90 diputados de diciembre no se pudo conseguir, mucho menos con los 85 actuales. Y un día después de los comicios, Antonio Hernando, encargado de la valoración oficial de los resultados, dijo que los ciudadanos habían "puesto" al PSOE “en la oposición”.  

Sánchez, mientras tanto, permanece en silencio. “Será en el comité federal del sábado donde hará una exposición pública”, dijeron en su entorno.

LAS “NUEVAS DECISIONES”

En lo que todos los socialistas coinciden es en que Rajoy ha de buscar los apoyos a su investidura entre los partidos conservadores, incluida Convergència. Pero al mismo tiempo muchos barones, así como miembros de la dirección del PSOE,  dejan la puerta abierta a una abstención en el último momento para evitar la repetición de elecciones. El último de los dirigentes en aludir a esta posibilidad, si bien de forma oblicua, fue el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig.

“No hay que correr más que el futuro”, contestó Puig cuando le preguntaron por una abstención. “El futuro siempre llega. Cuando llegue, será el momento de tomar nuevas decisiones. Pero el PSOE no es compañero de viaje del PP. Hay votos conservadores suficientes en el Congreso. Unir a las derechas españolas sería muy positivo para la vertebración de España”, continuó el mandatario autonómico, en referencia a un hipotético, y muy difícil, acuerdo del PP con Ciudadanos, CDC y el PNV. Esa es la vía que los socialistas impulsan al presidente en funciones a explorar. “Nos preocupa mucho que Rajoy ande tan despacio”, ha explicado Puig.

También el presidente de Castilla-la Mancha, Emiliano García-Page, se refirió en la Ser a la posibilidad de que el PSOE tenga que elegir entre abstenerse o precipitar unas terceras elecciones. A su juicio, en ese caso debería ser Sánchez quien tomara la decisión y la asumiera como propia. Si finalmente hay “bloqueo institucional” y los socialistas se encontraran “ante un punto ciego en el que no ve nada”, se pondrá toda su confianza “en el conductor”, dijo.

“Hay momentos en la vida en la que el que está en cabeza tiene que tomar una decisión. Queremos escuchar al secretario general porque ser líder significa llevar la iniciativa”, concluyó Page, quien, como otros líderes territoriales, se verá con Sánchez el próximo viernes.