Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

El PSC plantea un referéndum 'a la canadiense' para Catalunya

La ponencia del próximo congreso propone elaborar una ley de la claridad si fracasa la reforma constitucional

ROGER PASCUAL / BARCELONA

Miquel Iceta, en el Consell Nacional del PSC.

Miquel Iceta, en el Consell Nacional del PSC. / RICARD CUGAT

Un referéndum a la canadiense. Esta es una de las propuestas estrella de la ponencia política que el PSC debatirá los días 5 y 6 de noviembre en su Congreso. La actual dirección postula una consulta sobre la independencia de Catalunya en caso de "fracaso" de la reforma constitucional que plantean los socialistas, tesis que choca frontalmente con la posición del PSOE.

"Los socialistas propondríamos al conjunto de los españoles otros instrumentos democráticos (por ejemplo, una ley de la claridad como la canadiense) que establecieran la condiciones para, si procede, verificar el apoyo ciudadano a una eventual secesión", sentencia el texto. El documento pone negro sobre blanco una idea que ya habían verbalizado varios representantes del PSC, empezando por su primer secretario, Miquel Iceta.

EL EJEMPLO DE QUEBEC

Canadá aprobó en el 2000 la ley de claridad en respuesta a las aspiraciones independentistas de Quebec, que había celebrado dos referéndums sobre la independencia en 1980 y 1995. Importar este ley a Catalunya establecería que, tras un pronunciamiento de una mayoría reforzada del Parlament, el Parlamento español debería recoger esta petición y pedir al Gobierno la convocatoria de una consulta, con una pregunta clara. Siguiendo el modelo canadiense, en caso de victoria de la secesión para hacerla efectiva sería necesaria la reforma de la Constitución.

El documento plantea que este referéndum se tendría que usar como última opción y no gastar este cartucho antes de la negociación bilateral Catalunya-España que proponen los socialistas para salir de la situación de bloqueo actual. "Empezar por el final, como algunos pretendían, preguntando primero por la última de las opciones a considerar, es tanto como descafeinar la presión negociadora hoy acumulada", reflexiona el texto que se someterá a votación en noviembre. El PSC ya llevaba en su programa electoral del 2012 una consulta "acordada, legal y pactada” con el Estado, una opción que excluyó de su programa del 2015.

El consejo nacional socialista convocará este sábado el congreso, en el que se debatirá sobre el rumbo a seguir por el PSC tras una dura serie electoral y se renovarán los cargos. Iceta aspirará a repetir en su puesto mientras que la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, tendrá un papel crucial en el conclave.