01 oct 2020

Ir a contenido

DE VUELTA A LAS URNAS

¿Qué ha votado tu vecino de Barcelona en las elecciones generales 2016?

Consulte el resultado de los comicios del 26-J por secciones censales y barrios de la ciudad

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Siete meses después del 20D, el mapa barcelonés tras la nueva jornada electoral del 26 de junio sigue siendo básicamente morado, tras vencer En Comú Podem en ocho de los 10 distritos. Pero la uniformidad cromática de buena parte de las secciones electorales (1.068) de entonces abre paso ahora a un discreto estampado. Es decir, de una manzana a otra afloran los contrastes ideológicos más o menos acusados.

Si entonces el partido de Xavier Domènech, revigorizado por el efecto Colau se impuso en 838 casos, ahora se mantiene a la cabeza en 781, tiñendo sobretodo Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu, Sants-Montjuïc, Sant Martí y Ciutat Vella. En el Eixample comparte peso (en volumen de secciones electorales) con ERC CDC, un distrito que en diciembre se pintó solo de bicolor, entre convergentes y nuevos adeptos de la marea lila.

Precisamente, el partido de Homs pierde terreno y solo se alza como primera fuerza en 111 secciones, repartidas por Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts y tramos del Eixample. Pero es la mancha azul de los populares la que se propaga en sus feudos de la zona alta (imponiéndose en 68, el doble que en el 2015). Un color que en el resto de la ciudad solo se vislumbra ocasionalmente como primera fuerza en zonas concretas, como Sant Martí de Provençals, con una comisaría y residencias policiales.

ROJO Y AMARILLO

El rojo que simboliza al PSC y en otros tiempos teñía Barcelona, mejora sus resultados globales en la ciudad -siendo segundos en varios distritos-, y pasa a ser el partido más votado en 19 secciones. Su crecimiento se produce en puntos de los barrios de Torre Baró, Porta, el Carmel, Trinitat Vella, La Verneda i la Pau...

En cambio, la llama independentista de ERC brilla en esta ocasión mucho más que el 20D al pasar de ser número uno en 13 secciones a hacerlo en 88. Salpican muchos distritos, pero concentran su fuerza en zonas de Gràcia y el Eixample ante todo, creando un lllamativo mosaico.

Ciutadans mantiene dos minúsculos reinos censales: una unidad censal en Diagonal Mar i el Front Marítim y otra en Sarrià.

POR BARRIOS

Poniendo el foco en unidades territoriales mayores, las victorias más contundentes de En Comú Podem corresponden a los barrios de La Clota (donde se llevan el 41,2 de los votos), Baró de Viver (36,7) y Can Peguera (35,6). Al otro lado de la balanza, obtienen votos residuales en Pedralbes (un 5,7% de los sufragios) y diversos puntos de Sarrià-Sant Gervasi.

La Vila de Gràcia se consolida como mejor territorio de Esquerra (26,3%); el PP barre en Pedralbes (37,7% de los votos de la zona), pero tiene otra de sus mejores marcas en La Verneda y la Pau, donde lo votan uno de cada cinco vecinos; los socialistas destacan en Ciutat Meridiana (30,8%); CDC obtiene su mejor marca en Sarrià y casi se extingue en los barrios periféricos; y Ciutadans solo alcanza el 21% en un caso, en las Tres Torres.