25 may 2020

Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

Susana Díaz avisa de que está legitimada para luchar por el timón del PSOE

La presidenta de Andalucía reclama "reconstruir" el partido para que sea "fuerte"

Iceta y otros barones afines al secretario general defienden que Sánchez continúe

Juan Ruiz Sierra Julia Camacho

Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 24 de junio durante un mitin en Sevilla. 

Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 24 de junio durante un mitin en Sevilla.  / REUTERS / MARCELO DEL POZO

La lucha por el liderazgo del PSOE quedó aparcada durante la reciente campaña, y no se va a librar en las próximas semanas, pero tendrá lugar más temprano que tarde. De momento, no hay excesiva prisa para celebrar un congreso retrasado desde el pasado febrero para que no entorpeciera las fracasadas negociaciones de gobierno. Ahora la situación es similar, solo que con Mariano Rajoy en lugar de Pedro Sánchez ejerciendo el papel de candidato a la investidura, y ningún dirigente de peso tiene planeado reclamar ya la celebración del cónclave que elegirá al nuevo secretario general. Sánchez quiere continuar. Considera que está legitimado por los 85 diputados logrados el domingo, pese a haber perforado de nuevo el suelo electoral del PSOE, ya que no hubo ‘sorpasso’ de Podemos. Pero casi todos en el partido creen que tendrá rival. Su principal contrapoder interno, Susana Díazvolvió a amagar este martes con dar la batalla.

La presidenta de Andalucía, donde los socialistas lograron el 31% de los votos frente al 22% de todo el Estado, había arremetido el día anterior contra la campaña del candidato, al sostener que “la mera hipótesis de un acuerdo con Podemos” restó “mucha credibilidad”. Esta vez abundó en la misma idea, pero también se centró en el plano orgánico, avisando de que se siente legitimada para plantar la batalla por el timón del PSOE en el próximo congreso, que en principio tendrá lugar en octubre, y alejando así la idea, instalada en el círculo de confianza de Sánchez, de que dejaría de nuevo pasar la oportunidad. Los resultados en su comunidad, argumentaron tras la noche electoral los colaboradores del secretario general, provocarían que Díaz no diese el paso. Por vez primera desde que asumió el liderazgo territorial, el PP había quedado allí por delante del PSOE.

EL MÉRITO

Pero no. "Me alegra que me miren a mí porque esperan que gana elecciones", dijo en la SER. La presidenta autonómica se atribuyó el mérito de haber impedido el ‘sorpasso’ de Pablo Iglesias, resaltando que este no se produjo gracias a los 500.000 votos de diferencia que los socialistas lograron en Andalucía, pero al mismo tiempo endosó a Sánchez la responsabilidad de que el PP ocupara el primer lugar en el territorio que ella gobierna. Cuando le preguntaron si la derrota en su comunidad ante los populares le quitaba fuerza para liderar el PSOE, contestó: “Perdone que sonría. Cualquier elección la voy a vivir en primera persona, pero en esta no era yo la candidata. La gente sabe distinguir lo que vota y a qué se está votando”. La andaluza, que pidió la “reconstrucción” del PSOE para que vuelva a ser “fuerte”, incluso se puso de lado cuando le preguntaron si Sánchez debía dimitir ya. “Yo no le voy a decir a nadie lo que tiene que hacer”, explicó.

Nadie, por el momento, ha llegado tan lejos. Otros barones críticos, como el valenciano Ximo Puig y el extremeño Guillermo Fernández Vara, evitaron personalizar el resultado en la figura del secretario general, argumentando que este debe mantenerse en el puesto hasta el congreso de otoño.

LOS DEFENSORES DEL LÍDER

Sánchez, mientras tanto, se mantiene instalado en el silencio. Es el único de los cuatro principales candidatos que no ha aceptado preguntas desde el domingo. Este martes, a diferencia de Rajoy y Albert Rivera, rechazó hacer declaraciones en Bruselas, donde participó en la reunión socialdemócrata preparatoria del Consejo Europeo sobre el 'brexit'. Pero los líderes territoriales afines salieron en su defensa. Sobre todo, el catalán Miquel Iceta. “Quiero que continúe al frente del PSOE tanto tiempo como necesite para rehacer el proyecto y la organización. Como mínimo, un ciclo electoral entero”, dijo el primer secretario del PSC. También la vasca Idoia Mendia destacó el “trabajo inmenso” llevado a cabo por Sánchez. Los bandos empiezan a tomar posiciones. 

Los socialistas animan a Rajoy a "ser valiente"

Los socialistas insisten en que el foco no debe caer sobre ellos, sino sobre Mariano Rajoy, quien como candidato más votado tiene la obligación de intentar lograr los apoyos que le garanticen la investidura. El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, animó este martes al líder del PP a “ser valiente” y “dar el paso” para “no fallar y decepcionar” a su electorado. La posición oficial del principal partido de la oposición sigue siendo la de no apoyar ni abstenerse en la votación sobre la candidatura del presidente en funciones, pero la decisión definitiva no se tomará, como mínimo, hasta el comité federal del próximo 9 de julio.