04 jun 2020

Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Unidos Podemos confirma su hegemonía en Euskadi

El PNV aguanta, PP y PSE mejoran levemente y EH Bildu retrocede

Aitor Ubarretxena

La cabeza de lista de Unidos Podemos por Gipuzkoa, Nagua Alba (centro), celebra con el resto de candidatos en Bilbao los resultados del escrutinio de las elecciones generales.

La cabeza de lista de Unidos Podemos por Gipuzkoa, Nagua Alba (centro), celebra con el resto de candidatos en Bilbao los resultados del escrutinio de las elecciones generales. / EFE / JAVIER ZORRILLA

La coalición Unidos Podemos ha confirmado las expectativas en Euskadi y se ha convertido en la primera fuerza en votos y en escaños, ya que logra seis asientos y suma uno más que en diciembre. Ambas fuerzas han recibido prácticamente los mismos votos que lograron en diciembre por separado. En segundo lugar ha quedado el PNV, que cosecha cinco escaños, uno menos que el 20-D y con las elecciones autonómicas de octubre a la vuelta de la esquina. Por detrás, el PSE ha logrado tres representantes, superando a EH Bildu y PP, que quedan con dos cada uno.

Las elecciones generales en Euskadi, al margen de confirmar la pujanza de Unidos Podemos entre los vascos, han supuesto un golpe moral para el PNV, que se ve claramente superado en escaños y votos, incluso en Vizcaya, su principal feudo. En un primer análisis, su presidente, Andoni Ortuzar, ha admitido su decepción y ha apelado a la polarización de la campaña para explicar los resultados. Con todo, han calcado prácticamente el porcentaje de votos que obtuvieron en diciembre, por lo que confían en volver a ser primera fuerza cuando los vascos voten en clave autonómica. Y además, los peneuvistas logran seis senadores y mantienen grupo propio en el Congreso.

Por su parte, PSE PP tienen motivos para estar satisfechos con sus resultados en Euskadi, ya que aunque sacan los mismos escaños que en las generales del pasado año, incrementan sus porcentajes de voto y detienen el descenso continuado de las últimas citas electorales. La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, y el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, se han mostrado muy satisfechos al valorar los resultados y han coincidido en resaltar que han mejorado los pronósticos de todas las encuestas.

SANGRÍA DE VOTOS

Las caras de los portavoces de EH Bildu que han valorado los resultados era mucho más tristes. Pese a que de nuevo han obtenido dos diputados, han visto reducido su apoyo electoral respecto a diciembre. Tras comprobar que entonces parte de su electorado optó por Podemos, habían enfocado la campaña electoral a transmitir una imagen más social y frenar la preocupante sangría de votos. No solo no han podido detener la tendencia, sino que han perdido aún más terreno. De hecho, apenas aventaja en medio punto a la quinta fuerza, el PP, a pesar de que la coalición independentista contaba con que la salida de prisión de Arnaldo Otegi supusiera un revulsivo para sus bases. Sin embargo, le han protegido durante toda la campaña e incluso en la noche electoral para no desgastar su figura.

Unidos Podemos se ha impuesto en las tres provincias vascas, mientras el PNV se ha tenido que conformar con el segundo lugar en Vizcaya y en Gipuzkoa y los populares celebran su segundo puesto en Álava. Respecto a las capitales, la coalición progresista ha ganado también con mucha holgura en San Sebastián y en Vitoria, y prácticamente empata con el PNV en Bilbao.