11 jul 2020

Ir a contenido

'Sorpasso' andaluz: el PP supera al PSOE de Susana Díaz

Los populares ganan tres escaños y frenan las aspiraciones nacionales de la presidenta andaluza

Podemos apenas saca rédito de la alianza con IU, pero logra escaño para el sindicalista Diego Cañamero

Julia Camacho

Contra todo pronóstico, el PSOE-A de Susana Díaz perdió ayer las elecciones generales en Andalucía frenó cualquier aspiración de la lideresa a dar el salto a la política nacional y disputar la secretaría general a Pedro Sánchez. Después de cuatro elecciones consecutivas acumulando derrotas, el PP logró el primer triunfo de su líder regional, Juan Manuel Moreno Bonillo, y como en el 2011, volvió a ganar en la región considerada hasta ahora bastión inexpugnable del PSOE.

Desde la sede socialista, achacaban el mal resultado a la abstención. La participación fue dos puntos por debajo de la convocatoria de diciembre, un 67%, la más baja de la historia de la democracia en la región en unas generales. Los socialistas se dejaron por el camino más de 130.000 votos y dos escaños, 20 diputados frente a los 22 obtenidos el 20-D. Y aunque ganaron en votos en SevillaJaén Huelva, las tres únicas provincias de todo el territorio nacional donde lograron imponerse, el reparto de los restos que propicia la Ley D’Hont hizo que fuera en las dos primeras donde precisamente el PSOE-A perdiera sus escaños.

resultados elecciones 26j en Andalucía

REMONTADA HISTÓRICA

Así, por primera vez en la historia del socialismo andaluz, el PP encabezado por el exalcalde Juan Ignacio Zoido arrancó un empate en Sevilla, el feudo de Díaz. Y en Jaén, la lista de Unidos Podemos que encabeza el histórico líder sindical del campo Diego Cañamero logró el acta de diputado que en diciembre no alcanzaron por apenas un millar de votos. El PP consiguió una histórica remontada, con 100.000 votos más que en diciembre y una ventaja de dos puntos sobre los socialistas (90.000 votos de diferencia). Consiguieron imponerse además en Almería, donde arrebataron el escaño a Podemos y dejaron al exJEMAD Julio Rodríguez sin hueco en el congreso. En su intervención, Moreno Bonilla atribuyó su victoria a aquellos ciudadanos moderados, incluidos los socialistas, que “han huido de los extremismos y el radicalismo” y se han inclinado por el centro.

Susana Díaz

Presidenta andaluza

"Podemos no solo ha logrado su objetivo, sino que ha facilitado el triunfo del PP"

Al igual que en diciembre, la irrupción de los nuevos partidos quedó frenada en Andalucía, una región eminentemente rural donde la formación morada encuentra su talón de Aquiles. Podemos obtuvo 11 escaños y el 18,57 % de los votos, un resultado mejor que en diciembre (10 escaños y 16,9% de los votos), aunque aún lejos de poder abrir una brecha en la hegemonía socialista. La suma con IU apenas le reportó 20.000 votos más. La peor parte se la llevó Ciudadanos, que con un porcentaje de voto similar (en torno al 13%) obtuvo 200.000 votos y un escaño menos por Sevilla, quedándose en siete. 

Con gesto serio, Susana Díaz compareció después de Pedro Sánchez y lamentó que "la mayoría de los ciudadanos no han confiado en el PSOE". "Eso es algo que debemos aceptar -añadió- y actuar en consecuencia". La dirigente socialista atribuyó la victoria del PP a la fragmentación del voto de la izquierda y la concentración de la derecha. "Podemos no solo ha logrado su objetivo, sino que ha facilitado el triunfo del PP", subrayó. "Es algo sobre lo que deberían reflexionar. Díaz se apunto el mérito de haber logrado frenar a Podemos en Andalucía y haber salvado a la izquierda "del populismo" por tercera vez. No obstante, invitó a IU a reflexionar acerca de su resultado tras la confluencia con Podemos, al no lograr escaño alguno en la región.