España: entre la serenidad y los avisos por el referéndum

El presidente manda un mensaje de tranquilidad a los españoles residentes en el Reino Unido y a los del Campo de Gibraltar

El PP, el PSOE y Ciudadanos alertan de las consecuencias de las consultas mientras Podemos lamenta la comparación con Catalunya

Comparecencia de Mariano Rajoy tras conocerse el ’sí’ al ’brexit’. / J.M. PRATS / VÍDEO: ATLAS

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

El Gobierno mandó este viernes un mensaje de "serenidad y tranquilidad" a los españoles ante el portazo del Reino Unido a la Unión Europea. Pocos minutos después de que David Cameron anunciara que se irá en octubre, Mariano Rajoy compareció en la Moncloa para dejar claro que el proceso de separación será largo ("al menos dos años desde la notificación oficial", recordó) y, en ese tiempo, "la situación jurídica de las relaciones de la Unión Europea y el Reino Unido no cambiará". "Es importante mandar un mensaje de estabilidad institucional y económica. No son momentos de añadir incertidumbres”, declaró.

El ‘brexit’ ha llegado en un momento político delicado en España, a 48 horas de una convocatoria electoral. Los principales candidatos a la Moncloa coincidieron con Rajoy en transmitir serenidad ante una coyuntura internacional que saben de sobra que les complicará la vida más de lo previsto. PP, PSOE y Ciudadanos aprovecharon para enfatizar los riesgos que encierra convocar una consulta. Unidos Podemos, en cambio, insistió en que el problema no es consultar; el problema es que haya un parte de la sociedad que se quiera ir.

Pasadas las nueve y media de la mañana, Rajoy salió para transmitir calma especialmente a los ciudadanos españoles que residen o tienen negocios en el Reino Unido y a los que cada día cruzan la Verja de Gibraltar. Todos los tratados firmados hasta ahora y todos los derechos, resaltó, "siguen plenamente en vigor". Otra cosa será el futuro del Peñón, que el Ejecutivo considera que tendría que "reintegrarse en la soberanía española". 

Mariano Rajoy

PRESIDENTE EN FUNCIONES

"Referéndums los justos. No se debe trasladar a los ciudadanos la responsabilidad de tomar decisiones difíciles. Solo en circunstancias muy excepcionales"

Rajoy aseguró que, como España ya tiene "en gran parte sus necesidades de financiación cubiertas y un sistema financiero saneado", podrá soportar "en condiciones de solidez las turbulencias que pudieran producirse".

Ya fuera de la Moncloa, en un mitin en Teruel, Rajoy aprovechó para recordar que él no permitirá un referéndum sobre el modelo de Estado en Catalunya. “Referéndums los justos”, dijo. Según el candidato del PP, “no se debe trasladar a los ciudadanos la responsabilidad de tomar decisiones difíciles”. Solo en “circunstancias muy excepcionales”. 

LA "IRRESPONSABILIDAD" DE PONER LAS URNAS

Similar alegato se le escuchó en Antena 3 al líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien esgrimió que el ‘brexit’ debería hacer reflexionar a los que apuestan por la democracia directa frente a la representativa. Sánchez se refería a Unidos Podemos, que defiende consultas en Catalunya, Galicia y Euskadi. En esa línea, Albert Rivera (Ciudadanos) consideró una “irresponsabilidad” haber puesto las urnas y pidió regenerar la política para evitar el avance de los “populismos”.

Pablo Iglesias

candidato de podemos

"Hay quien está intentando arrimar el ascua a la sardina propia y aprovechar el referéndum para ganar un puñado de votos"

Pablo Iglesias Pablo Iglesiasse presentó como un buen presidente que puede impulsar una UE más solidaria y criticó que el resto de partidos estén tratando “de arrimar el ascua a la sardina propia y aprovechar el referéndum para ganar un puñado de votos” al compararlo con Catalunya.

LA FÓRMULA PARA RECUPERAR GIBRALTAR

De lo que no hablaron los principales partidos, a excepción del PP, fue de Gibraltar. Hasta ahora, el jefe de la diplomacia, José Manuel García-Margallo, se había limitado a decir que si ganaba el ‘sí’ se tendría que recuperar el plan de cosoberanía que abordaron los gobiernos de José María Aznar y Tony Blair, pero no había querido dar más pistas.

Este viernes, Margallo explicó que lo primero que tiene que lograr el Ejecutivo español es que, una vez que el ‘brexit’ se haya consumado y los tratados se hayan dejado de aplicar (dentro de dos años), Bruselas no incluya a Gibraltar en las negociaciones con el Reino Unido, sino que esta cuestión se aborde de forma bilateral entre Madrid y Londres.

Según los planes del ministro, debería establecerse “un periodo transitorio de cosoberanía”, cuya duración no concreta, en el que los gibraltareños mantendrían las dos banderas y podrían contar con la nacionalidad británica y también con un estatus económico-fiscal especial. 

Noticias relacionadas

"Y cuando acabe el periodo transitorio, llegaría la integración total en el Estado español, como prevén las Naciones Unidas", concluyó el ministro.