Ir a contenido

Margallo recupera el plan de cosoberanía negociado por Aznar y Blair

El periodo transitorio podría llegar a durar 50 años, según las negociaciones del 2002

Londres recuerda que no aceptará ninguna solución que no tenga en cuenta la opinión de los gibraltareños

Pilar Santos

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. / AGUSTÍN CATALÁN

Era un tema espinoso y el Gobierno central no había querido dar detalles del asunto hasta este viernes, después de conocerse la victoria del 'brexit'. ¿Qué pasará con Gibraltar una vez que el Reino Unido se haya salido oficialmente de la Unión Europea? El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, aseguró que "tendría que reintegrarse a la soberanía española" tras un "periodo transitorio de cosoberanía" con el Reino Unido.

Margallo recordó este viernes que esa fórmula ya se trató y avanzó con numerosas reuniones entre los gobiernos de José María Aznar y Tony Blair. En aquel momento, los conservadores españoles calculaban que ese periodo de cosoberanía podía durar unos 50 años. 

El ministro de Exteriores explicó que durante esa etapa, se mantendrían las dos banderas y los gibraltareños podrían contar con la nacionalidad británica y también con un estatus económico-fiscal especial. "Y cuando acabe el periodo transitorio, llegaría la integración total en el Estado español, como prevén las Naciones Unidas", añadió en declaraciones a RAC 1.

SACAR GIBRALTAR DE LA NEGOCIACIÓN UE-REINO UNIDO

Pendientes de lo que ocurra este domingo en las elecciones generales, los primeros pasos que el PP propone dar para recuperar el Peñón son los siguientes: una vez que el Reino Unido haya abandonado la UE y los tratados europeos se hayan dejado de aplicar, "Gibraltar pasa a ser un territorio tercero, fuera del mercado interior". En ese punto, según Margallo, el Gobierno español deberá exigir en Bruselas que no se incluya a Gibraltar en las negociaciones con el Reino Unido, sino que esta cuestión se aborde exclusivamente de forma bilateral entre España y el Reino Unido, algo en lo que no está de acuerdo Londres. "No entraremos en un proceso de negociación de soberanía con el que Gibraltar no esté conforme", le respondió este mismo viernes el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington.

Londres advierte de que no aceptará ninguna negociación con la que los gibraltareños no estén conforme

La cosoberanía es una opción que cabe ya en la redacción actual de la Constitución española, en el artículo 144, que prevé la autonomía para territorios no integrados en la organización provincial. Según el ministro, ese artículo de la Carta Magna ya se redactó así pensando en el Peñón. 

LOS GIBRALTAREÑOS DIJERON 'NO' A LA COSOBERANÍA

Sin embargo, los ciudadanos del Peñón se pronunciaron en contra de la cosoberanía en noviembre del 2002. En una consulta sin valor legal organizada por el entonces ministro principal, Peter Caruana, los llanitos rechazaron con un 99% de votos esa posibilidad. Ese referéndum empantanó las conversaciones entre Madrid y Londres. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero retomó el dosier en el 2004, aunque cambió el enfoque e incluyó a los gibraltareños en las negociaciones (Foro de Diálogo Tripartito) para "ganarse su corazón", según palabras del entonces ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

El 99% de los llanitos votaron en contra de la cosoberanía en una consulta sin validez legal celebrada en el 2002

Durante el Gobierno de Mariano Rajoy, el estatus de Gibraltar no ha sido una prioridad. En septiembre del 2013, Margallo afirmó que "no era un prioridad". El jefe de la diplomacia lo dijo en sede parlamentaria, en una comparecencia a petición propia para explicar la posición del Ejecutivo. En aquel momento se vivía un momento tenso con las autoridades del Peñón por el lanzamiento de bloques de hormigón al mar por parte de las autoridades gibraltareñas, impidiendo así la pesca por parte de los barcos españoles.

SIN DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN, SEGÚN LA ONU

La doctrina de la ONU sobre Gibraltar da un marco favorable a España, ya que lo colocó en 1946 en la lista de los territorios no autónomos y después en la lista de territorios pendientes de descolonización. Desde 1964, Naciones Unidas se pronuncia sobre el Peñón y lo considera un territorio pendiente de descolonización, y no le ha reconocido nunca la condición de "pueblo" con derecho a la autodeterminación.

El Peñón da un masivo 'sí' a seguir en la UE

Los votantes de Gibraltar han optado, de forma masiva, por la opción de que el Reino Unido se quede dentro de la Unión Europea. Con un 95,9% de los votos, la opción del 'remain' ha quedado muy por delante del 'leave' en el Peñón, según los datos anunciados en la cadena gibraltareña GBC.

Un total de 19.332 llanitos han respaldado la opción de que Londres no abandone el club europeo, frente a los 823 (4,1%) que preferían salirse de la Unión.

Gibraltar es el único territorio británico de ultramar que está dentro de la UE, y por lo tanto también ha sido el único autorizado a participar en la consulta. Según la Comisión Electoral británica, un total de 24.117 gibraltareños estaban llamados a participar.

El ministro principal, Fabian Picardo, ya preveía un respaldo "masivo" a la permanencia del Reino Unido en el bloque comunitario, y las encuestas habían vaticinado un respaldo a la UE cercano o incluso superior al 90%. EUROPA PRESS