Ir a contenido

¿Reforma o ruptura? Homs y Batet confrontan sus dos recetas para la cuestión catalana

CDC anuncia querellas contra el ministro y el PSC actuará contra De Alfonso

FIDEL MASREAL / ROGER PASCUAL / BARCELONA

Los candidatos del PSC y CDC, debaten sobre las próximas elecciones / RICARD FADRIQUE

Los candidatos del PSC y CDC, debaten sobre las próximas elecciones
Meritxell Batet y Francesc Homs, en el foro de debate Primera Plana.

/

Convergència y el PSC, antaño fuerzas políticas aliadas en el Parlament y el Congreso, han mostrado este jueves en el foro Primera Plan@ de EL PERIÓDICO que solo coinciden en un diagnóstico: la necesidad de resolver el contencioso catalán. A partir de ahí, los candidatos Francesc Homs y Meritxell Batet han protagonizado un muy vivo intercambio de críticas respecto a qué receta es la más o menos posible: la de la ruptura con España o una nueva reforma constitucional.

Ha abierto fuego Batet -que ha protagonizado buena parte de los ataques- preguntándose dónde está hoy Convergència, "si con el referéndum, con la declaración unilateral antes o después de la desconexión...". A lo cual Homs ha respondido con un zarpazo: "Hay señores del ministerio del Interior y el secretario general del PSOE que saben dónde estamos". Una comparación que ha generado murmullos de desaprobación entre los invitados del PSC presentes en el cara a cara. "No os pongáis nerviosos", ha respondido Homs con una sonrisa, al tiempo que matizaba que se trata de "métodos totalmente distintos", los del ministro y los del candidato socialista.

Entonces ha sido el candidato de Convergència quien ha pasado a la ofensiva preguntando a Batet cómo logrará reformar la Constitución para resolver la cuestión catalana si para ello necesita dos tercios de los votos del Congreso, lo cual incluye al PP y Ciudadanos. "Es menos difícil que celebrar un referéndum imposible", ha espetado la candidata socialista. Y la candidata socialista ha cargado claramente contra la tesis de la consulta soberanista: "los referéndums a veces están muy bien y a veces no tienen por qué aportar soluciones definitivas, algunos no proponen ni resuelven nada". Homs, en cierto sentido, ha dado la razón a Batet...irónicamente, al recordar que ciertamente hubo un referéndum que no resolvió nada, que fue el del Estatut, debido -ha recordado- especialmente al recurso que planteó el Defensor del Pueblo, cuyo representante fue nombrado por el Gobierno socialista de Zapatero. Homs ha insistido en que consultar nunca puede ser una mala decisión. Y Batet resumía así la discrepancia: "Ustedes quieren contar e irse, nosotros acordar y quedarnos". En este momento el debate se ha hecho más vivo que nunca. El convergente recelando de la reforma constitucional "porque no me gusta que me den platos precocinados" y la socialista recordando que la reforma constitucional acabaría en un referéndum vinculante.

ALIANZAS, NO GRACIAS

Así las cosas, ha quedado también claro que ambos partidos tienen hoy escasas opciones de llegar a alianzas, ni en el Parlament ni en el Congreso. De hecho Batet ha sido muy contundente a la hora de rechazar un acuerdo con CDC en Madrid: "No es razonable que las fuerzas que no tienen un proyecto para España sostegan" un eventual Ejecutivo de Pedro Sánchez. Y en Catalunya, el PSC solo apoyaría al Govern si renuncia "a la desconexión en doce meses, al proceso en círculos en el que estamos viviendo y vuelve a tener un proyecto para España”. Homs también ha sido claro respecto a hipotéticas vías de entendimiento en el Parlament -donde el Govern de Carles Puigdemont se someterá en septiembre a una cuestión de confianza- y en el Congreso. "Si me plantea si hay posibilidad de cambio de cromos, sinceramente, no". ha advertido a su rival. El cabeza de lista convergente se mantiene en las 15 condiciones para un eventual apoyo de investidura convergente, entre los cuales el referéndum. Y entre estos puntos no está incluida la estabilidad del Govern. 

Respecto a las alianzas, también Batet ha pasado al contrataque reprochando la Generalitat haya buscado la estabilidad solo con la CUP, pero sin haber podido aprobar los presupuestos. "Están gobernando para la mitad de los ciudadanos”, ha concluido. Homs ha replicado que el PSC tenía la ocasión de facilitar la tramitación de las cuentas del Parlament con una abstención, una referencia replicada desde el público asistente por parte del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, alegando que el Govern no llamó a los socialistas para negociar las cuentas. 

UNIDOS FRENTE AL 'FERNÁNDEZGATE'

Homs y Batet solo han coincidido en una cuestión: el anuncio de posibles acciones legales por el escándalo del 'Fernándezgate' (las conversaciones entre el ministro y el director de la Oficina Antifrau para, presuntamente, hallar casos de corrupción vinculados al soberanismo). Homs ha anunciado que todavía ha de acabar de "digerir" lo sucedido y también Batet se ha mostrado "escandalizada" y "avergonzada". El candidato convergente ha hablado de "querellas" mientras que Batet ha dicho que estudirán "toda acción legal" ante las insinuaciones de De Alfonso de que el PSC estaría detrás de la filtración.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.