TERREMOTO EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Mas denuncia una "conspiración" del Estado contra el soberanismo y CDC

Afirma que el Estado tiene una "matriz franquista" y exige la dimisión de Fernández Díaz y De Alfonso

Homs califica al ministro de "cobarde que abusa de las instituciones a la manera franquista"

’Mikimoto’, Artur Mas y Francesc Homs, en el mitin de CDC en Sabadell.

’Mikimoto’, Artur Mas y Francesc Homs, en el mitin de CDC en Sabadell. / JULIO CARBÓ

Se lee en minutos

FIDEL MASREAL / BARCELONA

A cuatro días de las elecciones, Convergència ha decidido salir en tromba a denunciar que la conversación del ministro del Interior con el director de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC), Daniel De Alfonso, en busca de casos de corrupción que afecten a ERC o CDC es la prueba definitiva de la existencia de una "conspiración" en toda regla en el Estado contra el soberanismo y contra los convergentes. Un "GAL mediático", en palabras del 'president' Puigdemont.

CDC ha alterado sus planes de campaña de este miércoles para dar todo el relieve posible a la polémica. No importa si fue Artur Mas quien nombro a Daniel De Alfonso para el cargo de la OAC -con la abstención de ERC e ICV. El propio Mas, junto al resto de imputados por el 9-N (la 'exconsellera' Irene Rigau, la exvicepresidenta y exdirigente de Unió Joana Ortega, el propio candidato convergente el 26-J y 'exconseller' de Presidència, Francesc Homs) y con la presencia del exalcalde de Barcelona Xavier Trias -al que un supuesto informe policial vinculaba con una cuenta corriente en Suiza- ha comparecido en la sede convergente no sólo ni prioritariamente para exigir la dimisión del ministro en funciones y candidato sino para denunciar que España todavía tiene una "matriz franquista" y una "bajísima calidad democrática".

Artur Mas

EXPRESIDENTE DE LA GENERALITAT

"El problema es un Estado de matriz franquista que no persigue la corrupción sino determiandas ideas políticas"

Para los convergentes queda demostrado que todo, incluida la investigación judicial por el 9-N, responde a una operación del Gobierno junto a intereses policiales, judiciales y mediáticos. Por ello desde primera hora Puigdemont hablaba de "GAL mediático" y Homs ha cambiado su acto de campaña para priorizar la comparecencia junto a Mas y el resto de exdirigentes y lanzar duros exabruptos contra Fernández Díaz.

ARCHIVAR EL 9-N

Entre las exigencia de CDC, el archivo de la causa judicial por el proceso participativo del 9-N, la dimisión del ministro en funciones y de todos quienes hayan participado en el "contubernio" porque "todo está conectado", la demanda a los partidos estatales de que no apoyen la petición del suplicatorio para juzgar a Homs por el 9-N. Y todo ello junto a la amenaza de presentar una demanda contra Fernández Díaz.

Te puede interesar

HOMS Y LA VALENTÍA

Mas ha afirmado que el hecho de haber propuesto a De Alfonso demuestra que no se escoge a personas cercanas a CDC: "¿Está claro que no ponemos a personas que estén a nuestro favor?". Homs ha sido el encargado de poner el trazo más grueso y la descalificación más personalizada contra el ministro, al que ha acusado de "cobarde", de ejercer practicas de "matonismo" y de pertenecer a un partido que "abusa de las instituciones a la manera franquistas". "No me da ningún miedo", ha espetado al final de una comparecencia en la que Mas ha subrayado que no es ningún problema que el responsable de Antifrau se reúna con quien quiera, sino que busque atacar al soberanismo.