DE VUELTA A LAS URNAS

Mas condiciona la independencia al resultado de CDC el 26-J

El 'expresident' pide a los suyos que cierren filas en torno al 'procés'

’Mikimoto’, Artur Mas y Francesc Homs, en el mitin de CDC en Sabadell.

’Mikimoto’, Artur Mas y Francesc Homs, en el mitin de CDC en Sabadell. / JULIO CARBÓ

2
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / SABADELL

No pierde la ocasión Artur Mas de ganarse titulares en esta campaña electoral. Este lunes, en un mitin en Sabadell, el líder de CDC y expreisdente de la Generalitat ha dado un paso más en la clásica apelación al voto útil con esta advertencia: "Si fallara CDC --y está también en juego el día 26--, difícilmente habrá independencia. Algún extremo en Catalunya, alguna fuerza muy de extremos puede fallar, pero si falla Convergència, no habrá independencia". Nuevo desaire a ERC y a la CUP y nuevo aviso en clave interna para que su partido no flaquee en la defensa de la hoja de ruta: "CDC debe tener unidad, ser fuerte y no fallar".

Tanto Mas como el cabeza de lista de CDC al 26-J, Francesc Homs, también han insistido en que un voto a CDC "es un voto al 'president' Carles Puigdemont". El 'expresident' ha pedido votar a Convergència para "hacer fuerte" a su sucesor en la Generalitat. Homs ha reiterado las habituales críticas a la CUP por haber vetado los presupuestos, al tiempo que ha asegurado que, en Madrid, CDC será decisiva y evitará "que el PP siga estando en el gobierno".

TREGUA EFÍMERA

Pocas horas ha durado la tregua concedida por el candidato convergente Francesc Homs a ERC con motivo del debate de candidatos en TV-3, en el que ambos partidos soberanistas se dedicaron a atizar a En Comú Podem por proponer un referéndum pactado que entiende imposible. Al igual que Mas, Homs ha vuelto a atacar a Esquerra, en el marco de la estrategia de campaña de situar a CDC en el espacio de centro, incluso en el liberalismo, lejos de las tesis de las izquierdas a las que, en relación a Podemos, ha calificado de "postsoviéticas".

Noticias relacionadas

De entrada, a primera hora, en una entrevista en Catalunya Ràdio, Homs ha vuelto a reprochar a los republicanos que sean equidistantes con la CUP: "¿Qué juego están haciendo?" se ha preguntado, advirtiendo a su socio de ERC que esta actitud puede perjudicar al Govern.

Poco después, en un acto sobre políticas sanitarias, el candidato convergente ha subrayado la posición centrista de su partido en defensa de la gestión privada o mutualista de la sanidad frente a las tesis de los que define como comunistas y también quienes "les cortejan". Nueva referencia indirecta a ERC, al lado de los ataques a la CUP y En Comú Podem. "Nuestro modelo es la tutela pública, prioridad para el ciudadano y quien presta el servicio puede ser de iniciativa pública, social o privada, lo fundamental no es quien presta el servicio", ha descrito, al tiempo que criticaba la actitud del Gobierno del PP en contra de medidas conmo el euro por receta.