DE VUELTA A LAS URNAS

Pedro Sánchez: "España no se puede gobernar si no se estima a Catalunya"

El candidato del PSOE asegura que su partido es la garantía del respeto de los derechos de los catalanes

Meritxell Batet y Pedro Sánchez, en la Farga de L’Hospitalet, este sábado. 

Meritxell Batet y Pedro Sánchez, en la Farga de L’Hospitalet, este sábado.  / JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

Pedro Sánchez apostó muy fuerte por Catalunya en la campaña del 20-D. Después de haber pisado suelo catalán dos veces en precampaña, volvió el primer y el último día de campaña (algo que no había hecho ningún aspirante socialista a la Moncloa). Tras perder el PSC seis escaños en los últimos comicios, el candidato del PSOE ha variado la estrategia cara al 26-J con una sola visita, este sábado en la Farga de L'Hospitalet. A pesar de ello, ha querido dejar claro que su compromiso con Catalunya sigue siendo firme, justo después de una semana de constantes invectivas anticatalanistas de la presidenta andaluza, Susana Díaz. Sánchez se ha erigido en la garantía de que los derechos y las "singularidades" catalanas serán respetados. Respeto que también ha pedido Miquel Iceta a Díaz, a quién lanzado un mensaje más diáfano: "No queremos privilegios, queremos justicia para este pueblo y para todos los pueblos".

"España no se puede gobernar si no se estima a Catalunya", ha clamado Sánchez ante 2.000 personas, en el acto más multitudinario de la campaña de pequeño formato del PSC. El líder del PSOE ha afeado a Mariano Rajoy el 'no' permanente a los catalanes durante estos cuatro años: "Ha dicho muchas veces 'no' a la reforma constitucional, a la financiación autonómica, al Senado como Cámara federal, al corredor mediterráneo, a las singularidades y sus derechos históricos y a la lengua catalana", ha repasado. Frente a esta negativa constante del PP, Sánchez ha pedido que el 26-J los catalanes voten por el 'sí'. "Decir sí a las singularidades de Catalunya, al pacto político, a la reforma constitucional y a un nuevo sistema de financiación. Sí al acuerdo y no a la confrontación ni al rupturismo. Sí a una España federal, que se une reconociendo la diversidad de todos los pueblos de España".

ADVERTENCIAS CONTRA LA ABSTENCIÓN

Además de las referencias a Catalunya y a Rajoy, en un discurso de marcado perfil de izquierdas no han faltado los ataques a Podemos y las advertencias contra la abstención, unas de las grandes amenazas para el PSOE: "Al final los malos gobernantes siempre son elegidos por aquellos ciudadanos que no votan". La cabeza de lista del PSC, Meritxell Batet, también ha interpelado a los indecisos y desmovilizados, aseverado que la socialista es la única alternativa "a la derecha que solo quiere crecer generando desigualdades, a la izquierda moralista y a los independentistas excluyentes".

El PSC, que se daría con un canto en los dientes si el 26-J retuviese los ocho diputados del 20-D, ha pasado al ataque en las últimas horas contra todo aquel que pueda erosionarle. Así, después de ver desde la barrera cómo la presidenta andaluza enlazaba referencias a Catalunya para mantener su granero de votos, los socialistas catalanes le han marcado la línea. Si Batet recordó el viernes que "ni España saquea a Catalunya, ni Catalunya a España"Miquel Iceta ha ido este sábado un paso más allá en la respuesta a las diatribas de Díaz contra los "privilegios" de Catalunya.

"No queremos privilegios, queremos justicia --ha reclamado el primer secretario del PSC--. Justicia para este pueblo, para todos los pueblos. ¡Ay de aquel que quiera enfrentar pueblos! Pobres ideas, pobre liderazgo". Aunque no ha mencionado a la 'lideresa' andaluza, nadie ha dudado a quién iba dirigido el dardo. Desde que se hicieron las preceptivas llamadas para intentar rebajar la tensión territorial en el PSOE, de momento no han llegado nuevas flechas que enmarañen más la compleja campaña socialista.

Te puede interesar

DAR LA VUELTA A LAS ENCUESTAS

Tras lanzar algunos dardos envenenados más a Rajoy ("Hay que enviarlo al paro o a la jubilación"), Iceta le ha dejado a Sánchez un mensaje mucho más amable para insuflarle moral. "A mí las encuestas me daban 8 y saqué 16. Pedro, si se equivocan igual con las tuyas, estás que te sales". "Ni la lluvia, ni las encuestas ni las pinzas van a poder con nosotros", ha coincidido con su proverbial vehemencia Núria Marín, la alcaldesa de L'Hospitalet al (uno de los feudos socialistas más sólidos). Frente a los "alcaldes del postureo, que parece que han inventado la rueda", Marín ha pedido a los votantes de izquierdas que apoyaron a Podemos el 20-D que vuelvan a un partido con 137 años y que "no quiere asaltar el cielo, sino transformar la tierra donde vivimos".