DE VUELTA A LAS URNAS

El PSC, a Susana Díaz: "Ni España saquea a Catalunya, ni Catalunya a España"

Batet evita la confrontación con la presidenta andaluza tras sus andanadas

La número uno del PSC para las generales, Meritxell Batet, en Barcelona.

La número uno del PSC para las generales, Meritxell Batet, en Barcelona. / RICARD FADRIQUE

Se lee en minutos

El PSC ha roto su silencio y ha respondido, de manera educada, a las reiteradas diatribas anticatalanistas de la presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, quien acusó a Ada Colau y al independentismo de querer "trocear" la riqueza de España y proclamó que se estaba intentando crear españoles de primera y de segunda. En un acto sobre vivienda, la candidata del PSCMeritxell Batet, ha argumentado que "ni España saquea a Catalunya, ni Catalunya a España".

La cabeza de lista por Barcelona ha subrayado que en España "no hay un saqueo entre territorios", aunque ha evitado una confrontación frontal con la dirigente andaluza. En este sentido, ha añadido que "los únicos que nos roban a todos son personas como Luis Bárcenas y la familia Pujol". "Por eso no nos cansaremos de decir que el único camino posible, donde nos encontraremos todos, es la reforma federal. Y aquí será donde haremos políticas donde mejoraremos la vida de la gente", ha agregado.

Meritxell Batet

CaNDIDATA DEL PSC

"Los únicos que nos roban a todos son personas como Bárcenas y la familia Pujol"

Los socialistas catalanes reconocen que declaraciones como las de Díaz solo contribuyen a aumentar la confrontación e insisten en que el cambio en España llegará a través de una reforma federal de la Constitución que instale unas reglas claras para todos. "Se trata de instalar una cultura política basada en la cooperación y la solidaridad", reivindican desde el PSC.

Fuentes socialistas reconocen que ha habido llamadas, que no han querido concretar, para intentar rebajar la tensión y que confían en que Díaz, que ha utilizado estas referencias a Catalunya en todas sus campañas electorales, deje de hacerlo de aquí al 26-J. De momento parece que ha surtido efecto, ya que este viernes no ha soltado ninguna pulla a los "privilegios" catalanes.

LA POLÍTICA DE ALIANZAS

Te puede interesar

Más allá de la cuestión catalana, Batet y Díaz han diferido también públicamente en la última semana en la política de alianzas después del 26-J. Mientras la candidata catalana, que fue negociadora en el equipo de Sánchez cara a la fallida investidura, apuesta por intentar un acuerdo de izquierdas con Unidos Podemos, la presidenta andaluza se opone frontalmente a mezclarse con un cóctel de "peronistas, chavistas, bolivarianos y socialdemócratas” que actúan "con rabia y rencor hacia el PSOE”.

La posición en este punto de Díaz goza de más apoyos dentro del PSOE, aunque se considera que quizá se está pasando en la virulencia de sus ataques. La vieja guardia del partido tampoco es muy partidaria de la postura de Batet porque, como dijo el expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, eso podría hacer creer que "no somos trigo limpio y no podemos pactar con gente que juega con la unidad de España". Pese a ello, el barón valenciano, Ximo Puig, ha querido echarle un capote a la cabeza de lista del PSC: "España es plural y el PSOE es plural. Lo importante es saber que un gobierno en positivo tendrá que contar de manera clara y neta con el PSOE".