Ir a contenido

DE VUELTA A LAS URNAS

El PP exprime el "empeño" de Rivera en hacer presidente a Sánchez

Los populares ven como filón electoral que Ciudadanos se escore hacia la izquierda

La cúpula conservadora sigue pensando que el partido naranja cambiará de opinión tras el 26-J

Patricia Martín

Rajoy, acompanado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo  (derecha), la ministra Ana Pastor y el presidente del PP en Pontevedra  Alfonso Rueda, durante el mitin del PP en Pontevedra.

Rajoy, acompanado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo  (derecha), la ministra Ana Pastor y el presidente del PP en Pontevedra  Alfonso Rueda, durante el mitin del PP en Pontevedra. / EFE / LAVANDEIRA JR.

Para aumentar las distancias en plena campaña, cualquier pronunciamiento del adversario puede ser usado en provecho propio. Siguiendo esta máxima, el PP se lanzó este jueves a exprimir la decisión de Albert Rivera de romper su indefinición y decir alto y claro, en el foro Primera Plan@, que no va a facilitar ni por activa ni por pasiva, es decir, con una abstención, la investidura de Mariano Rajoy. Desde el presidente en funciones, pasando por María Dolores de Cospedal hasta Soraya Sáenz de Santamaría, todos a una denunciaron el “empeño” del líder de Ciudadanos en que Pedro Sánchez sea presidente. Rechazaron que el líder de la cuarta fuerza política, según los resultados de diciembre, “quiera echar” al que se supone, según los sondeos, que volverá a ganar los comicios e incidieron en la idea de que C’s es una “subcontrata” del PSOE y que para que haya un jefe del Ejecutivo socialista lo mismo da apoyar al partido socialdemócrata que al naranja.

Ya antes de que se convocaran las elecciones, el PP opinaba que buena parte de la militancia de Ciudadanos, especialmente la de perfil más conservador, no ve con buenos ojos el acercamiento de Rivera a Sánchez. De ahí que la determinación del primero en dejar claro su veto a Rajoy sea visto por el PP como un posible filón electoral en una campaña tan reñida y en la que el partido conservador necesita aumentar su número de escaños (123 logró en diciembre) si quiere partir con más fuerza a la hora de buscar que nadie bloquee la investidura de Rajoy.

Mariano Rajoy

CANDIDATO DEL PP

"Quien quiera que gobierne el PP, que vote al PP, quien quiera que gobierne el PSOE, que vote al PSOE o a C's"

Además, el pronunciamiento de Rivera no ha sorprendido en el cuartel general del PP, especialmente después de que en el debate a cuatro quedara patente que Ciudadanos vendería caro su apoyo a Rajoy. Pese a ello, la dirección conservadora considera que el dirigente catalán “cambia de opinión como de camisa”, recuerda que ya traicionó su promesa de que solo apoyaría la lista más votada y por ello sigue confiando en que, tras las elecciones y especialmente si el PP sale reforzado, Rivera vire de nuevo.

A este respeto, Rajoy, en un mitin en Pontevedra, ha dejado claro que no piensa retirarse porque él "no está más que a la orden del interés general" y tiene el "respaldo del mejor y mayor partido: el PP". 

RECHAZA DAR VÍA LIBRE AL QUE TENGA MÁS ESCAÑOS

Asimismo, tras pasear por el lugar donde el pasado diciembre un ciudadano le dio un puñetazo y le rompió las gafas sin encontrar ningún problema, el jefe del Ejecutivo en funciones ha asegurado estar "preparado para seguir llevando el timón de España durante cuatro años" y "seguro de sí mismo y de lo que tiene que hacer", unas afirmaciones que han sido coreadas por los militantes al grito de 'presidente'. 

"Este partido juega a lo de siempre, a respetar las urnas, vamos a defender nuestras razones y posiciones", ha añadido, en una referencia implícita al anunciado veto de Rivera.

Además, ha señalado que frente al PP la "única alternativa" es una coalición entre Podemos y el PSOE, a la que de forma intencionada ha sumado a Ciudadanos. "A ver si son capaces de hacerla", ha retado a sus contrincantes.

DECLINARÁ DE NUEVO LA INVESTIDURA SIN APOYOS

Esta mañana, en una entrevista en RNE, había aclarado que declinará de nuevo presentarse a la investidura si no consigue apoyos suficientes y antes de conocer la reflexión de C's había reclamado a los partidos constitucionalistas que, si no quieren sumarse a una gran coalición, al menos faciliten con su abstención que él pueda seguir gobernando.

Asimismo, rechazó la petición del socialista Jordi Sevilla de que se dé vía libre a quien tenga más apoyos, pero parlamentarios. Según Rajoy, su fórmula de permitir formar Ejecutivo al ganador de las elecciones es “más democrática” porque “no es lo mismo ser el más votado por los españoles que por tres o cuatro partidos”. “No tiene sentido que el más votado haga presidente al segundo o tercero más votado”, remachó.

0 Comentarios
cargando