Ir a contenido

Los candidatos del 26-J ya tienen su coca

Rufián, Domènech, Homs y Montserrat prueban la última creación de la pastelería Escribà cara a la 'verbena electoral'

Rajoy y Rivera aparecen desnudos y Sánchez, con la llave de la gobernabilidad

ROGER PASCUAL / BARCELONA

Los candidatos del 26-J ya tienen su coca

Ricard Cugat

¿A qué sabrá la coca de Mariano Rajoy? ¿Estará mejor que la de Albert Rivera Pedro Sánchez? Quien quiera descubrirlo puede acercarse a la pastelería Escribà, que ha preparado coca de Sant Joan con los caras de los candidatos a las elecciones. "Hay que dulcificar la política", ha asegurado Joan Vizcarra, autor de las caricaturas. 

La verbena de Sant Joan se colará en medio de la fiesta de la democracia, convertida en verbena continua. Entre coca, petardos y hogueras los electores tendrán que pensar qué papeletas queman y con cuál se quedan. Para intentar que la repetición electoral no se atragante a más de uno, Escribà ha preparado seis cocas distintas: tres con las caras de Rajoy, Sánchez y Rivera y tres con candidatos catalanes, Xavier Domènech, Gabriel Rufián y Francesc Homs. Estos tres últimos han acudido a la presentación de las cocas, a la que también ha ido Dolors Montserrat en representación del PP. Ciutadans y el PSC han excusado su asistencia. "Gabriel ha ido directo a comerse la de Rajoy", ha dicho entre risas Domènech. "Yo quería comerme a Xavi", ha bromeado Rufián con la pugna que ambos tienen por el mismo espacio electoral y por ganar las elecciones en Catalunya. "Es paradigmático que hayan quedado solo Sánchez y Rivera", han comentado con Homs, mientras Montserrat sentenciaba que ya sabía a quién votaría.

 

El caricaturista Vizcarra ha explicado que había pintado a Sánchez como un cerrajero porque tendrá la "llave de la gobernabilidad" y a Rajoy desnudo, tapado solo con la gaviota popular porque "está en pelotas y se la juega en esta segunda vuelta". Desnudo también ha perfilado a Rivera, recreando el primer cartel electoral de Ciutadans con un naranjito cubriéndole la entrepierna. A la figura de Homs le han añadido un mazo de 'atrezzo' por los problemas con la justicia que tiene por el 9-N. No lleva ningún símbolo independentista a diferencia de Rufián, que aparece con una 'estelada', "haciendo bandera de la independencia". Un "reivindicativo" Domènech levanta el puño en alto, al grito de Sí se puede. No hay coca de Pablo Iglesias porque Unidos Podemos registró por escrito en el Congreso que no se presenta en Catalunya para facilitar que En Comú Podem pueda tener grupo propio.

LAS OTRAS ELECCIONES

Christian Escribà ha recordado que en el 2006 ya tuvieron una iniciativa similar, el panellómetro, porque las elecciones catalanas coincidían con el día de todos los santos. "Como este año coincidía prácticamente con la verbena dijimos 'vamos a hacer la coca del 26-J". En su tienda de Gran Via han colocado unas urnas para que los clientes puedan votar con merengues en lugar de papeletas. Y cada día irán computando el número de cocas que se venden de cada candidato a modo de encuesta que irán publicando en sus redes sociales. "Nosotros no hacemos política pero sí buenas cocas", reza el lema. ¿A qué saben estas cocas? "Tiene gusto a victoria", ha dicho Rufián, el tuitero más rápido del Oeste.