DE VUELTA A LAS URNAS

CDC vira su campaña: menos ataques y más programa

Homs subrayará las propuestas de su partido tras marcar perfil frente a la CUP y ERC

Esquerra está convencida de que el clima de guerra fratricida les perjudica

El candidato de CDC a las generales, Francesc Homs, en un consell nacional del partido.

El candidato de CDC a las generales, Francesc Homs, en un consell nacional del partido. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / XABI BARRENA / BARCELONA

El candidato de CDC a las elecciones generales, Francesc Homs, podría cambiar el rumbo de su campaña, según fuentes de la candidatura convergente. Tras unos primeros días protagonizados por los azotes del cabeza de lista a sus competidores en el terreno soberanista --en especial a la CUP, por su rechazo a los presupuestos, pero también a ERCERC, a la que ha acusado sólo de hacer "discursos"--, ahora priorizará los debates programáticos y las propuestas de CDC cara a la próxima legislatura.

En los cuarteles convergentes reina una moderada satisfacción por poder hacer una campaña en solitario, tras haber dejado atrás el nombre de Democràcia i Llibertat. Una campaña de autoafirmación y orgullo para la que consideran útil y necesario haber iniciado la batalla con cargas de profundidad de Homs contra la CUP (cargas que también ha lanzado contra ERC, contra En Comú Podem, contra el PP, contra Ciudadanos, e incluso contra la Assemblea Nacional Catalana) para marcar territorio y perfil propio y captar a los votantes convergentes descontentos con la alianza con los anticapitalistas en el Parlament.

Tocaba hacerlo, afirman las fuentes consultadas, que también confían en que a partir de ahora se subraye el espacio propio, las propuestas, las iniciativas que definan a CDC como un espacio central. Es lo que ha hecho, explican, el 'president' Carles Puigdemont en varias de sus intervenciones, alabando la seriedad y responsabilidad del partido en el proceso soberanista y en relación a las propuestas socioeconómicas.

ERC, EN OTRA GUERRA

En la decisión convergente puede haber influido también el nulo eco que sus arremetidas ha encontrado en ERC. Y es que los republicanos centran su campaña a la contra de En Comú Podem. No en vano, sus datos indican que el 30% de los que dudan entre abstenerse o ir a votar, de decantarse por lo segundo, lo harían por los republicanos.

Noticias relacionadas

Esquerra sabe que entre el electorado de En Comú Podem hay una bolsa de votantes duales, que en el Parlament se inclinan por ERC, y a ese fragmento del electorado apelan tratando de hacer evidente que la apuesta podemista supone volver al más de lo mismo. Eso ha dado lugar, incluso, a alguna paradoja. Los primeros ataques directos contra la figura de la poderosa alcaldesa de Barcelona, Ada Colau --una de las bestias negras de Convergència-- han venido de ERC, y en concreto del muy izquierdoso Joan Tardà.

Y en todo esto, ¿qué pasa con CDC? ERC está convencida que el clima de guerra fratricida les acaba siempre por perjudicar y que con la campaña 'convergente' que lleva a cabo Homs, como él mismo prometió, aquellos que dudan entre ambos partidos independentistas ya saben hacia dónde orientarse. Por todo ello, el trato a CDC en campaña es de guante blanco e, incluso, cariñoso.