30 oct 2020

Ir a contenido

Albiol compara los abucheos a Camacho en Vic con la Alemania nazi

Varios vecinos gritaron "fuera, fuera" a la presidenta del PP catalán mientras visitaba el mercado

Fernández Díaz enmarca el episodio en la espiral de "incitación al odio" contra el PP en Catalunya

La dirigente del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho exigió democracia y respeto a la gente que le abucheó en Vic. / YOUTUBE

El coordinador general del PPC, Xavier García Albiol, censuró duramente este domingo los abucheos que recibió la líder del partido, Alicia Sánchez-Camacho, el sábado durante su visita al mercado de Vic. En un apunte en su cuenta de Twitter, Albiol comparó este incidente con la Alemania nazi.

"Alemania, principios de los años 30? No! Es la Catalunya del 'procés' en estado puro", escribió Albiol sobre los improperios que sufrió Camacho, cuando una de las vendedoras del mercado de la plaza mayor de Vic le instó a que se marchara del pueblo. "Fuera de la plaza, que tenemos trabajo", le dijo. "No queremos mierda en la plaza", añadió.

Según las imágenes recogidas por la televisión El 9TV, la dirigente popular replicó a la vendedora asegurando: "Estamos en democracia". De inmediato, varios de los presentes se sumaron a los gritos de "fuera, fuera". Sánchez-Camacho les recriminó su actuación y les espetó que debían aprender "democracia, respeto y educación".

DELITO DE INCITACIÓN AL ODIO

El cabeza de lista del PPC por Barcelona en las elecciones del 26-J, Jorge Fernández Díaz, también condenó este episodio y lo enmarcó en la espiral de "incitación al odio" que, a su juicio, hay en Catalunya contra el PP, al que se intenta excluir de las instituciones. Y advirtió de que la incitación al odio está tipificada como delito en el Código Penal.

"No nos acobardaremos, ni dejaremos de dar la cara y defenderemos los mismos principios y valores en los que creemos, pero tenemos que denunciar que no se construye una sociedad democrática, pacífica y libre con conductas como estas", aseguró, antes de añadir que normalmente estas acciones las ejecutan simpatizantes de la CUP "pero son otros fariseos, sepulcros blanqueados, los que con su discurso crean el caldo de cultivo para generar este odio".