30 sep 2020

Ir a contenido

Anna Gabriel también se queda sin 'cruasán'

'Polònia' replica el popular 'gag' a cuenta del veto de la CUP a los presupuestos

Gag de Polònia del 9 de junio del 2014. El croisant de chocolate de Anna Gabriel. / TVC

Anna Gabriel también se queda sin cruasán de chocolate. El programa de humor político 'Polònia' ha vuelto a utilizar el popular 'gag' del cruasán protagonizado por el Antonio Baños 'polaco' (David Olivares) para ilustrar el veto de la CUP al proyecto de presupuestos del Govern de Carles Puigdemont.

David Olivares y Marc Rodríguez, en el gag ’El croissant de Baños’, en ’Polònia’ de TV-3.  / POLÒNIA TV3

Si el pasado diciembre, Baños se topaba con un camarero indignado por su "no tranquilo" a investir a Artur Mas y le devolvía con la misma moneda su petición de un cruasán de chocolate, este jueves ha sido Gabriel la que se ha llevado el chasco al pedir el ansiado desayuno. "¿Sabe qué? Nuestro acuerdo ha mutado, he hecho una enmienda a la totalidad a su pedido y he decidido que no le pongo el cruasán", responde el camarero cuando la diputada anticapitalista, interpretada por Lara Díez.

"No lo entiendo", añade Gabriel, "si me había dicho que sí". A lo que el camarero replica que ha hecho una asamblea con los cocineros y han llegado a la conclusión que ese desayuno no se ajusta a los estándares de una dieta saludable. Una metáfora del proceso por el que han pasado las cuentas del Govern.

Finalmente, al ver que no hay manera de negociar nada, la diputada 'cupaire' se conforma con un "paquete de galletas secas del año pasado" y se marcha, no sin antes contemplar con asombro cómo Baños se está zampando un cruasán de chocolate y se ha ganado la simpatía del camarero, que le invita a otra ronda.