Solo 26 diputados renuncian a ser indemnizados por el fracaso de la legislatura

Más de 200 exparlamentarios cobrarán por el periodo que media entre la disolución del Congreso y la jornada de reflexión del 26-J

Vista general del Congreso de los Diputados. 

Vista general del Congreso de los Diputados.  / EFE / JAVIER LIZÓN

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / MADRID

Los políticos dicen que la frustrada legislatura ha sido un fracaso de la política, pero no están dispuestos a renunciar a ningún dinero ligado a ese fracaso. O al menos no la inmensa mayoría. El 88,6% de los diputados con derecho a la denominada indemnización de transición, paga que se abona a los parlamentarios que dejaron de serlo por la disolución de las Cortes, han solicitado cobrarla. Solo 26 han renunciado a ella.

La cuantía corresponde al sueldo que los diputados cesantes habrían percibido durante los 53 días que median entre la disolución de la Cámara baja, que tuvo lugar el pasado 3 de mayo, y la jornada de reflexión de las elecciones generales del 26 de junio. Es decir, equivale a lo que habrían cobrado en ese tiempo si la legislatura no hubiera fracasado debido a la falta de acuerdo. Para su cálculo se toma como referencia el salario base de los parlamentarios (2.813,87 euros) más los complementos que recibía cada uno de ellos en función de sus responsabilidades en la Cámara baja.   

Tras la disolución del Congreso, solo continúan siendo diputados y cobrando como tales los 121 miembros titulares y suplentes de la Diputación Permanente, el único órgano que se mantiene en activo durante los periodos entre legislaturas. Los 229 restantes pueden percibir una indemnización equivalente, pero solo si la solicitan expresamente, cosa que han hecho 203 de ellos. Ante una práctica tan generalizada, todos los partidos están representados en este colectivo, pero destaca el caso de Francisco Domingo Cabrera, del PP, el diputado más breve de la legislatura. Domingo Cabrera tomó posesión de su escaño el 19 de abril, en sustitución del exministro de Industria José Manuel Soria (que dimitió por su implicación en los ‘papeles de Panamá’), y cesó como el resto solo dos semanas después, pero ahora va a cobrar una indemnización equivalente a 53 jornadas de sueldo.

DIFERENCIAS ENTRE SIGLAS

Aun así, el PP queda en mejor lugar que el PSOE en este apartado. De los 26 diputados que han renunciado al cobro, 11 provienen de las filas populares y 10 de Podemos. De los 90 parlamentarios socialistas, solo uno ha optado por no ingresar la indemnización. El resto de miembros de este pequeño colectivo pertenecen a ERC, PNV, EH Bildu y UPN, uno por cada formación. No hay ninguno ni de Ciudadanos ni de Democràcia i Llibertat (CDC).

Noticias relacionadas

La situación fue similar en el Senado. Solo 13 de los 194 representantes que tenían derecho a cobrar la indemnización de transición renunciaron a ella. En la Cámara alta, la cuantía es fija. Asciende a 8.345,16 euros.

Una vez celebradas las elecciones, los diputados y senadores que no repitan escaño y tampoco perciban ningún otro sueldo público podrán pedir, además, una indemnización por cese, siempre que hayan estado en el Parlamento un mínimo de dos años.