DE VUELTA A LAS URNAS

El PSOE se enfrenta el 26-J a sus elecciones más complicadas

Los socialistas resaltan sus propuestas y su experiencia para frenar el avance de Unidos Podemos

Sánchez llama a combatir el "desánimo" en el electorado y Díaz admite que el momento es "difícil"

Pedro Sánchez, este lunes durante un acto en Huelva. 

Pedro Sánchez, este lunes durante un acto en Huelva.  / EFE / JULIÁN PÉREZ

Se lee en minutos

A menos de tres semanas de los comicios del 26 de junio, un día después de la publicación de varias encuestas que pronosticaban el descalabro socialista, Rodolfo Ares, miembro del comité electoral del partido, se sentó este lunes a detallar la campaña. “El mensaje principal consiste en que la alternativa no es Mariano Rajoy o Pablo Iglesias, sino que hay un proyecto con propuestas serias, por el cambio, que es el del PSOE”, dijo. La cúpula del partido no hubiera descrito así el panorama hasta hace muy poco, pero conforme se acerca la cita con las urnas, y crece la polarización entre el PP y Unidos Podemos, aumenta el nerviosismo en sus filas. Los dirigentes del PSOE han pasado en los últimos tiempos de descartar el ‘sorpasso’ de la formación morada a verlo posible.

Pero no probable. Los colaboradores de Sánchez consideran que la coalición liderada por Iglesias, en la que también participa IU, está “inflada” en las encuestas. Sostienen que los 20 días que quedan hasta el 26-J van a ser decisivos para movilizar a un colectivo de indecisos en el que engloban al 30% del electorado. Sus esperanzas, sobre todo, están depositadas en esos más de dos millones de votantes que en las últimas generales pasaron del PSOE a Podemos. Aspiran a recuperarlos, o al menos a una parte, criticando a Iglesias por permitir la continuidad de Rajoy, subrayado que es el PSOE quien ofrece experiencia y medidas “sensatas” y recordando los grandes hitos de los gobiernos de Felipe González.

LAS INICIATIVAS

Sánchez intenta casi cada día centrar el debate en sus propuestas. La semana pasada fue la lucha contra la desigualdad, este lunes el medioambiente (fijando como objetivo que en el 2050 el 100% de la electricidad provenga de las renovables) y el martes será el combate a la explotación laboral. Los socialistas buscan resaltar que ellos, a diferencia de Podemos, tienen un proyecto sólido, equipo y mucha experiencia, un mensaje que también refuerzan con sus habituales apelaciones a los logros de González al frente de la Moncloa. Según explican en la dirección del PSOE, los ciudadanos de más de 40 años (la franja de edad en la que se vuelca el partido, que ve complicado recuperar a los jóvenes en estos 20 días) conservan buen recuerdo de aquella etapa. De ahí que figuras como Josep Borrell y Margarita Robles hayan vuelto a la primera línea. 

Te puede interesar

Sánchez protagonizará un mitin junto a González, y otro junto a José Luis Rodríguez Zapatero, durante una campaña en la que priorizará Madrid frente al resto de territorios. Se trata de la circunscripción que más diputados aporta al Congreso (36), en la que él encabeza las listas socialistas y donde el 20 de diciembre el PSOE sacó uno de sus peores resultados en toda España, seis escaños, quedando en cuarto lugar, por detrás del PP, Podemos y Ciudadanos. El candidato  participará en seis actos en tierras madrileñas. En Catalunya y en Andalucía, en dos.  

“Tenemos que movilizar a nuestro electorado. El del PP y Podemos está movilizado, pero el nuestro está más desanimado”, reconoció Sánchez este lunes. Desde Sevilla, Susana Díaz, presidenta andaluza y dirigente llamada a suceder al secretario general si los socialistas no obtienen un buen resultado, reconoció que el momento era “difícil”. Si hay ‘sorpasso’ de Podemos, casi lo de menos será quién tome el control del PSOE.