Ir a contenido

VUELTA A LAS URNAS

Unidos Podemos elige un corazón como símbolo contra la campaña del miedo

Pablo Iglesias sólo estará en ocho actos y compartirá cinco de ellos con Alberto Garzón

Ada Colau y Mònica Oltra tendrán papeles protagonistas en la gira del 26-J

Iolanda Mármol

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa e Irene Montero, este jueves, durante en acto de Podemos. / JOSÉ LUIS ROCA

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa e Irene Montero, este jueves, durante en acto de Podemos.
Bescansa, Iglesias, Errejón y Montero en la presentación de la campaña del 26-J, en Madrid.

/

Unidos Podemos dicotomiza la campaña y apela a las emociones para confrontarse con los mensajes de miedo a los "radicales" que lanzan desde las filas del PP, Ciudadanos y el PSOE. Con el eslogan "La sonrisa de un país", los equipos de Pablo Iglesias y Alberto Garzón apuestan por transmitir optimismo e ilusión, sentimientos que quieren irradiar con un logotipo en  forma de corazón, dibujado con los colores identitarios de todas las confluencias. El director de la estrategia, Íñigo Errejón, ha subrayado la importancia de trasladar emoción a una vuelta electoral en la que, saben, son la única novedad. "Frente a los que se enfrentan a los españoles deseando que se enfaden o tengan miedo, planteamos una campaña patriótica", ha explicado durante la presentación, este jueves en Madrid.

Será una gira con menor exposición de Iglesias, que limitará su presencia a ocho actos, y que compartirá escenario en cinco ocasiones con el coordinador federal de IU. Errejón, que hará una caravana en paralelo, coincidirá en algunas ciudades clave con el líder de Podemos. Los encuentros más destacados están emplazados en el arco mediterráneo y en Madrid, donde está programado el cierre de campaña. En la capital, la coalición espera contar con la presencia también de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mònica Oltra. Se prevé que los máximos dirigentes de todas las confluencias participen en un acto en Mallorca, el 16 de junio. En Barcelona, habrá un mitin el primer sábado de campaña y otro el miércoles 22. 

Unidos Podemos quiere poner énfasis especialmente en Catalunya, València e Islas Baleares, donde espera convertirse en la primera fuerza política el 26-J. Para la alianza, se trata de una decisión estratégica, con la que quieren poner de relieve el contraste entre el modelo defendido por el PP en esos territorios y el proyecto de cambio que plantean. "El Mediterráneo es una cuestión estratégica. Representó para el PP un modelo de desarrollo basado en pelotazos urbanísticos, y ahora es uno de los motores políticos del cambio", ha señalado Iglesias.

MAYORES Y MUJERES

Podemos es consciente que el factor clave que le permitiría ganar la pugna entre inmovilismo y cambio radica en subsanar la brecha intergenerecional en su electorado y captar también más voto femenino. En su estrategia está la decisión de intentar llegar a ese nicho de mayores, donde sus mensajes no calan, a través de los hijos y los nietos como conductores de sus argmentos. "Todos los estudios revelan que Podemos es una fuerza política transversal, tanto en territorios como en clase social. Pero sí hay una asignatura pendiente que son las franjas de edad, donde competimos con mayores dificultades a los que tienen más de 65 años", ha admitido Iglesias. 

La secretaria de análisis, Carolina Bescansa, también ha reflexionado acerca de la necesidad de acercarse al electorado que está menos politizado y, en ese nicho, especialmente a las mujeres, a las que Podemos logra persuadir cuatro puntos menos que a los hombres.