Ir a contenido

PERFIL

Oriol Pujol, el delfín que no fue

El quinto hijo del 'expresident' Pujol podría ser el primer miembro del clan en entrar en prisión

Personificó la nueva generación de dirigentes de CDC abiertamente independentistas

Oriol Pujol, en el Parlament, en junio del 2013.

Oriol Pujol, en el Parlament, en junio del 2013. / JULIO CARBÓ

Oriol Pujol, el quinto hijo del 'expresident' Jordi Pujol, podría ser el primer miembro de la familia en entrar en prisión si el tribunal que le juzgue atiende a las peticiones del fiscal y de la acusación particular ejercida por Manos Limpias. Sería la puntilla definitiva para el delfín que no pudo ser, el relevo 'natural' del 'ex-Molt Honorable'. Y aunque en todas sus manifestaciones, tanto públicas como judiciales, se declara inocente, estaría dispuesto a entrar en prisión a cambio de que se exonere a su esposa, Anna Vidal.

Con 37 años, en el 2003, debutó como diputado en el Parlament coincidiendo con la retirada de la primera línea política de su padre. Y nueve años después, en marzo del 2012, tomó el relevo de Artur Mas al frente de la secretaría general de CDC. Pero enseguida se torció su ascenso al salir a la luz un informe de la Agencia Tributaria que le consideraba "colaborador necesario" de una trama que amañó concursos de concesión de estaciones de ITV, lo que precipitó su imputación.

Fue un miembro destacado del llamado 'pinyol' de Convergència, el núcleo duro del partido que a principios de la pasada década propulsó a Mas como sucesor de Jordi Pujol al frente de CiU. Además, Oriol Pujol personificó la nueva generación de dirigentes que se declararon abiertamente independentistas y se arroga el mérito de haber arrastrado a su padre hacia posiciones netamente soberanistas.

Nacido en Barcelona en 1966, casado y con tres hijos, licenciado en Veterinaria y máster en dirección y administración de empresas por el IESE, se integró en el Govern como director general de Asuntos Interdepartamentales del departament de la Presidència, entre 1996 y 1999, en el penúltimo mandato de Jordi Pujol.

MILITANTE DESDE 1993

Tras un paso fugaz por el Ayuntamiento de Barcelona como concejal entre 1999 y el 2000, asumió la secretaría general del departamento de Trabajo, Industria, Comercio y Turismo entre el 2000 y el 2003.

Militante de Convergència desde 1993, a partir de su llegada al Parlament en el 2003 y al abrigo del liderazgo de Mas, la promoción interna de Oriol Pujol fue meteórica: del 2004 al 2007 fue secretario ejecutivo de estudios y programas de CDC, desde el 2007 se convirtió en portavoz parlamentario de CiU sustituyendo a Felip Puig y en el 2010 dio el salto a la presidencia del grupo parlamentario y relevó de nuevo a Puig, esta vez como secretario general adjunto de Convergència.

Este último cargo, que mantuvo hasta el congreso de marzo del 2012, es el que le situó como el elegido por Mas para tomar las riendas del partido como secretario general. Aunque solo las llevó un año. El 19 de marzo del 2013, minutos después de ser imputado por el 'caso ITV', delegó todos sus cargos en el partido y en el Parlament "para no entorpecer" la hoja de ruta soberanista puesta en marcha por Mas. El mismo argumento que esgrimió en julio del siguiente año para retirarse definitivamente de la escena política, renunciando incluso al escaño.

0 Comentarios
cargando