MEMORIA HISTÓRICA

La CUP denuncia que Franco aún es presidente de honor de la Diputación de Girona

La formación anticapitalista presentará una moción para retirar todos los honores al dictador

El dictador Francisco Franco.

El dictador Francisco Franco. / AFP

1
Se lee en minutos
ROGER PASCUAL / BARCELONA

Lleva más de 40 años muerto, pero continúa muy vivo en las instituciones. Francisco Franco sigue conservando muchos de los honores cosechados durante su dictadura, como por ejemplo la presidencia de honor de la Diputació de Girona. Una situación que la CUP se ha propuesto revertir presentando una moción en el próximo pleno para pedir la retirada de todos los títulos honoríficos concedidos a los cargos franquistas.

"La situación es anómala y una falta de respeto a los miles de gerundenses que sufrieron la represión fascista del régimen", denuncia Lluc Salellas, diputado provincial de la CUP. El pleno de la Diputació franquista otorgó al Caudillo este reconocimiento el 18 de febrer del 1944. Justo después de terminar la guerra civil esta institución ya le había nombrado hijo adoptivo de la provincia de Girona y le había concedido la Gran Cruz Laureada de San Fernando, "como galardón merecidísimo a su heroico y gigante esfuerzo al frengte del Glorioso Ejército vencedor de la barbarie y de la anarquía, amenazadoras en Occidente, en esta segunda Cruzada de reconquista nacional".

Noticias relacionadas

Pese a que el 26 de juliol del 2005 el pleno de la Diputació ya le quitó la medalla de oro que le había concedido en 1959, la CUP pide que se le retiren el resto de honores, así como las medallas de oro que se dieron a otros cargos franquistas como Luis Carrero Blanco.

La iniciativa se produce una semana después de que el Ayuntamiento Tortosa revocara por unanimidad el título de alcalde "honorario y perpetuo" a Franco y dos días después de que el municipio tarraconense votara a favor de mantener y reinterpretar el monumento franquista del Ebro.