Ir a contenido

Rivera: "Las dictaduras no tienen libertad, pero sí cierta paz y orden"

El líder de Ciudadanos considera en una entrevista que Venezuela es "peor" que una dictadura

EL PERIÓDICO / MADRID

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras aterrizar en Madrid de su viaje a Venezuela. 

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras aterrizar en Madrid de su viaje a Venezuela.  / JOSE LUIS ROCA

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha concedido su primera entrevista tras regresar de Venezuela. En una charla con Okdiario endurece sus críticas hacia Podemos, al aseverar que el partido de Pablo Iglesias se financia gracias al régimen de Nicolás Maduro y es directamente una "sucursal chavista" en España. 

En dicha entrevista, el dirigente catalán desliza una respuesta polémica. Preguntado sobre si Venezuela es una dictadura, responde: "Yo diría que es incluso peor. No sé si peor pero es diferente. Las dictaduras no tienen democracia, no tienen libertad, pero tienen cierta paz orden porque todo el mundo sabe lo que hay, pero aquello es peor, es una tiranía arbitraria".

"No respeta nada. Es más grave porque no hay manera de saber lo que te puede pasar, porque te puede pasar de todo. El Gobierno hace lo que quiere. Las leyes de la Asamblea las bloquea el Constitucional o el Tribunal Supremo, entre ellas la de la amnistía de los presos políticos. Yo creo sinceramanete que el régimen de Maduro ahora mismo está en un búnker, arrinconado, sin reconocer ni siquiera el hambre que pasan sus ciudadanos", añade.

LA FINANCIACIÓN

Respecto a la financiación de Podemos, señala: "Yo creo que la financiación de la Fundación CEPS, el origen de Podemos, es el dinero de Monedero -que yo soy jurista y nunca he visto un informe de 450.000 euros por asesorar a un Gobierno-. Llámeme malpensado pero yo creo que Podemos iba a Venezuela a formar a los cuadros chavistas y a financiarse. Ahí están las colaboraciones de Pablo Iglesias, Errejón, Monedero, en fin todos los que estaban en CEPS".

Asimismo, considera que "Podemos es una sucursal chavista en España en toda regla". "Ellos financian a la fundación para intentar implantar las ideas chavistas y bolivarianas en España. Ayudar a comer no es una injerencia, pero financiar a un partido político en España para implantar sus políticas, sí lo es", apostilla.