Ir a contenido

El Gobierno niega que haga electoralismo por colocar el foco en Venezuela y Grecia

La vicepresidenta subraya que el Ejecutivo no ha "descubierto" los problemas en el país latinoamericano en campaña

Saénz de Santamaría sugiere que España puede sufrir un "rescate" como el país heleno si gobierna Podemos

Patricia Martín

La vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

La vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.  / JOSÉ MANUEL PRATS

El Consejo de Seguridad Nacional y el Consejo de Ministros, respectivamente, han estudiado las situaciones en Grecia Venezuela, lo que ha permitido a la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior, ha explayarse en torno a los problemas que sufren los venezolanos y los griegos como consecuencia de las políticas "inestables" y poco "serias". Aún así, la número dos del Gobierno ha negado hacer electoralismo por poner justo ahora el foco en países cuyos gobiernos pertenecen a partidos alineados con Podemos.  

Casualmente el PP se ha marcado como estrategia de campaña, para ampliar el número de apoyos cara a las elecciones generales, alertar ante el riesgo que conllevan las políticas "extremistas" en comparación con la "moderación" del partido conservador, que conduce, según reiteran sus dirigentes, al crecimiento económico y el empleo. La vicepresidenta no ha llegado tan lejos y para evitar toda crítica ha aseverado que el Gobierno no "ha descubierto" Venezuela en campaña y lleva toda la legislatura ocupandose de los problemas ocasionados por el régimen chavista.

Saénz de Santamaría se ha diferenciado con esta reflexiones de Ciudadanos, cuyo líder, Alvert Riveravolvió el jueves de un viaje a Caracas que Podemos ha tildado de electoralista. No obstante, ha evitado una crítica directa y ha aseverado que "bienvenido sean quienes vengan a trabajar por los derechos humanos". 

NINGUNA MEDIDA EXCEPCIONAL

Pese a la situación en el país latinoamericano, el Consejo de Seguridad no ha adoptado ninguna medida excepcional, más allá de ratificar que el embajador español continue en Caracas y "reforzar la atención" en torno a los problemas que puedan surgir tras la aprobación por parte de Nicolás Maduro del Estado de excepción.

En cuanto a Grecia, la excusa para ponerlo en la agenda ha sido un informe que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha elevado al Consejo de Ministros sobre el nuevo rescate al país heleno. La vicepresidenta, por dos veces, ha relatado con detalle las rebajas de salarios y pensiones, las subidas de impuestos y los recortes en las prestaciones que conlleva la nueva ayuda para la población griega. 

Preguntada específicamente sobre si relataba los duros ajustes para alertar de lo que podría suceder si tras el 26-J gobierna Podemos, alineado con el Syriza griego, la número dos del Ejecutivo ha reconocido que España corre el "riesgo" de caer en una situación como la de Grecia "cuando no se hacen las cosas económicamente como es debido" y no hay "estabilidad".

A renglón seguido, ha recordado que el país ya estuvo a punto del rescate y gracias a que el Gobierno se resistió "como gato panza arriba", las "familias y empresas" españolas "no han tenido que pagar la factura ". Ya no es así, añadió, porque el PP ha "evitado" la situación con reformas económicas que han permitido que España saliera de la recesión y ahora esté creciendo a un ritmo del 3,4% y con una creación de empleo del 3,2%.