10 abr 2020

Ir a contenido

El Gobierno subirá los salarios del personal contratado en Venezuela

Los trabajadores reclaman el aumento para afrontar el elevado nivel de inflación y la carestía de productos básicos

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en la reunión del Consejo de Seguridad para tratar de la seguridad de los españoles en Venezuela, este viernes.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en la reunión del Consejo de Seguridad para tratar de la seguridad de los españoles en Venezuela, este viernes. / JUAN MANUEL PRATS

El Gobierno revisará las retribuciones del personal laboral contratado por España en Venezuela y otros países con altos niveles de inflación, teniendo en cuenta los tipos de cambio y las condiciones de vida en cada país, según ha informado este viernes a través de un comunicado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) después de que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas le transmitiera que había accedido a su petición. Esta decisión ha coincidido con la reunión del Consejo de Seguridad, presidido por Mariano Rajoy, en el que se ha abordado la situación de los casi 200.000 españoles que viven en el país caribeño.

En el caso del personal que trabaja en Venezuela, CSIF ha reclamado información al Ministerio de Asuntos Exteriores sobre sus salarios, frente a una inflación del 141%, la carestía de los productos básicos, la situación de su póliza sanitaria y las condiciones de seguridad. La revisión que se propone Hacienda se hará teniendo en cuenta los tipos de cambio y las condiciones de vida en el país, para que este colectivo pueda afrontar el coste de los productos y servicios básicos.

El pasado mes de abril, CSIF presentó una queja para que se tuviera en cuenta el incremento del coste de la vida en países como Venezuela, MarruecosArgentinaEmiratos Árabes, y también europeos como Reino Unido o Alemania. La denuncia responde a las quejas del personal laboral contratado por España en el exterior, que han manifestado su preocupación y reclamado el amparo de la Administración ante el incremento de los productos básicos y los servicios en estos países, como la sanidad y la educación.

Los trabajadores de estos países reclamaron la mediación del sindicato, en concreto de su servicio exterior, con la Administración española para lograr una revisión salarial. Ahora, según CSIF, Hacienda está llevando a cabo los trabajos de recopilación de datos sobre la evolución del índice de precios al consumo, teniendo en cuenta, en su caso, la variación del cambio de la moneda local respecto de la divisa en la que el personal tenga fijada sus retribuciones.

CSIF explica que va a intensificar su interlocución para lograr estos objetivos y denunciar la situación que vive un colectivo de 20.000 trabajadores, con un perfil profesional altamente cualificado. Entre ellos hay licenciados, con dominio de varios idiomas, de origen extranjero, que trabajan para las embajadas o consulados, como traductores y asesores técnicos, si bien su contrato responde al de un auxiliar administrativo.