MEMORIA HISTÓRICA

El alcalde de Tortosa votará a favor de mantener el monumento franquista

Ferran Bel dará su apoyo a reinterpretarlo en el referéndum del sábado

El monumento franquista del Ebro, en Tortosa, inaugurado en 1966.

El monumento franquista del Ebro, en Tortosa, inaugurado en 1966. / JOAN REVILLAS

Se lee en minutos

Este sábado Tortosa votará en referéndum si mantiene el monumento a la batalla del Ebro, que algunos tienen “naturalizado” en el paisaje y otros repudian como vestigio fascista. Ferran Bel, el alcalde convergente de la ciudad, ha anunciado este martes que él votará a favor de mantenerlo y reinterpretarlo. La CUP es el partido que más claramente se ha posicionado en favor de la retirada inmediata del monumento sin consulta, como les instó el Parlament, en una votación que dividió a Junts pel Sí.

Los republicanos tortosinos apoyaron la consulta, reclamando su inclusión en el pacto de estabilidad alcanzado con CiU. ERC, junto a Movem y el PSC, consensuaron con el alcalde enunciado y respuestas. Pero ejecutiva nacional republicana cargó contra el contenido y la consulta. “El enunciado no es riguroso con la historia del monumento y plantear reinterpretarlo es una distorsión memorialista, moral e histórica”.

Más de 28.000 tortosinos pueden responder el sábado a esta pregunta: “En relación al monumento que inauguró el general Franco el año 1966, ¿qué cree que tiene que impulsar el Ayuntamiento de Tortosa?”.  La primera opción defiende “retirarlo y museizarlo para promover la memoria histórica y la paz”. La segunda, criticada por la ejecutiva nacional de ERC, es “mantenerlo, reinterpretarlo y contextualizarlo para promover la memoria histórica y la paz”. ERC, Movem y el PSC piden retirarlo. CiU no ha tomado parte, aunque Bel y cinco de sus concejales votarán a favor de mantenerlo y los otros dos pedirán retirarlo.  

FRANCO, HIJO PREDILECTO

Te puede interesar

El polémico monumento franquista del Ebre no es el único vestigio de la dictadura que pervive en Tortosa. Ni más ni menos que el propio Francisco Franco sigue siendo en la actualidad alcalde "honorario y perpetuo" de la ciudad. El pleno del ayuntamiento concedió la distinción al dictador el 31 de marzo de 1964 y en ningún pleno posterior ha sido derogada, por lo que el nombramiento continúa vigente 54 años después.

El actual alcalde ha asegurado que llevará la propuesta de revocación del nombramiento de alcalde honorario y perpetuo de la ciudad al próximo pleno municipal, y que se buscará que la eliminación sea consensuada por todos los grupos municipales. Dos años después de esta concesión, en 1966, Franco inauguró el monumento franquista del río Ebre.