TENSIONES EN LA ASSEMBLEA

Liz Castro se postula para presidir la ANC frente a Jordi Sànchez

Los partidarios del actual presidente dudan de que logre la mayoría suficiente en el secretariado de este sábado

Liz Castro y Quim Torra, en la sede de la ANC.

Liz Castro y Quim Torra, en la sede de la ANC.

Se lee en minutos

FIDEL MASREAL / BARCELONA

La escritora y editora norteamericana afincada en Catalunya Liz Castro ha anunciado que este sábado se presentará como candidata a presidir la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en la reunión del secretariado, el núcleo dirigente formado por 77 personas, que debe escoger la presidencia y vicepresidencia de la entidad independentista para los dos próximos años, así como un secretario y un tesorero.

Castro fue la más votada de entre los 77 integrantes del secretariado de la ANC por encima del actual presidente, Jordi Sànchez. El año pasado también la escritora superó al actual líder de la Assemblea en las votaciones del secretariado, pero Sànchez logró más votos en la elección final del máximo cargo de responsabilidad.

En varios tuits, Castro explica sus intenciones: “Nuesto objetivo es la independencia. Para alcanzarla necesitamos mejorar la comunicación entre asambleas territoriales, sectoriales... necesitamos aprovechar las fortalezas de los 77 miembros del secretariado y con acuerdo, e incluso discrepancias, trabajar siempre juntos. Y necesitamos volver a ilusionar a nuestras bases, recuperar el empuje y definir este país nuevo por la vía del proceso constituyente. Debatir abierta y respetuosamente es positivo. Pongamos las ideas sobre la mesa, tomemos una decisión y sigamos adelante unidos”.

LA BANDERA DE LA TRANSVERSALIDAD

La candidatura de Liz Castro cuenta con el apoyo de dirigentes de perfiles distintos, como Quim Torra, expresidente de Òmnium Cultural, y el exdiputado de la CUP Antonio Baños, entre otros. Su objetivo indisimulado es sustituir a Sànchez, a quien reprochan decisiones politizadas, especialmente la de apoyar la lista conjunta electoral entre CDC y ERC que exigió el 'expresident' Artur Mas el pasado año pese a que, en una reunión previa, el secretariado de la ANC había apostado por una lista electoral sin políticos.

El equipo de Castro --acusado por el entorno de Sànchez de connivencia con los intereses de ERC y la CUP-- reivindica su transversalidad ideológica y defiende la necesidad de recuperar la iniciativa perdida por la entidad en los últimos meses, así como la unidad de acción. Castro rechaza las acusaciones de partidsmo y se reivindica como una figura independiente y no sujeta al interés de ninguna fuerza política.

SIN PRESIDENCIALISMO

Te puede interesar

La candidatura de Castro se presenta también con la intención de abandonar el "presidencialismo" que, según ellos, ha presidido la gestión de Sànchez durante el último año. La escritora promete actuar de forma colectiva con otras caras visibles como TorraBaños o Clara Ponsatí

Con todo, la elección de la escritora y editora en la reunión del secretariado, este sábado en Ripoll, dependerá de que logre el apoyo de dos tercios de los integrantes de la dirección. Es decir, 52 votos en caso de que asistan los 77 integrantes de este órgano dirigente. En caso contrario, la entidad debería buscar otra candidatura que logre esta mayoría cualificada, algo que los partidarios de Sànchez no descartan que ocurra porque ponen en duda la capacidad de Castro de aunar mayorías.