Rechazo masivo a la prohibición de las 'estelades' en la final de la Copa del Rey

Desde el Govern hasta la presidenta del Parlament, pasando por el PSOE o la CUP, muestran su oposición a la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid

’Estelades’ en las gradas del Camp Nou, durante el Barça-Leverkusen disputado el pasado 29 de septiembre.

’Estelades’ en las gradas del Camp Nou, durante el Barça-Leverkusen disputado el pasado 29 de septiembre. / VALENTÍ ENRICH

Se lee en minutos

LAURA PUIG / BARCELONA

La prohibición de las 'estelades' en la final de la Copa del Rey'estelades'Copa del Rey entre el Barça y el Sevilla por parte de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha provocado una ola de rechazo que abarca desde el Govern y la presidenta del Parlament, hasta partidos como el PSOE o la CUP. Incluso el PPC ha mostrado su incomodidadPPC  por la medida y ha considerado que vulnera la libertad de expresión, mientras que Mariano Rajoy, en una conversación informal con periodistas, se ha desvinculado de la decisión y ha recalcado que las normas de la Federación Española de Fútbol y de la UEFA prohíben este tipo de símbolos. 

Sin embargo, para la 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Neus Munté, se trata de una decisión "arbitraria, absolutamente injusta y surrealista". Munté ha argumentado que considerar que la 'estelada' puede incitar a la violencia o que es un símbolo de desprecio es "indignante" a la par que "absolutamente falso", y ha esgrimido las mobilizaciones cívicas en las que tantas personas han sostenido en sus manos esta bandera, en alusión a las multitudinarias manifestaciones de la Diada, en las que nunca se ha registrado ningún incidente. "Se ha trasladado fuera del campo de fútbol un conflicto que no existe dentro", ha añadido.

En contraposición, la portavoz del Govern ha reprobado que la Delegación del Gobierno en Madrid haya autorizado un día antes del partido "una marcha de contenido neonazi" convocada por el colectivo ultraderechista Hogar Social con el lema 'Defiende España, defiende tu gente'.

En todo caso, la 'consellera' ha realizado un llamamiento al "civismo y la calma" y ha confiado en que la situación se pueda reconducir levantando el veto.

De hecho, la asociación de juristas Drets, que actúa contra las actuaciones catalanófobas, ha presentado un recurso contencioso administrativo para intentar que se revoque la prohibición. En declaraciones a RAC-1, el presidente de Drets, Sergi Blázquez, ha explicado que el juez deberá resolver el recurso antes del partido en el Vicente Calderón. Drets, junto con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, sostienen que la 'estelada' no está prohibida por ninguna ley y que ha sido reconocida por el Parlament como "símbolo de un anhelo y una reivindicación democrática, legal, legítima y no violenta".

"NO ME EXTRAÑA"

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, también ha arremetido contra la decisión por considerarla "muy grave", aunque ha asegurado que no le extraña. "Es la manera de actuar del Gobierno español", judicializando el proceso soberanista catalán, ha añadido, antes de considerar que "parece mentira que esto pueda pasar en la Unión Europea y en un país democrático".

Por su parte, el portavoz de Catalunya Sí que es Pot en la Cámara catalana, Joan Coscubiela, ha calificado la prohibición de las 'estelades' de "atentado absolutamente impresentable e injustificable" contra la libertad de expresión por parte de un PP "cada vez más liberticida" que necesita "el conflicto permanente como los buitres buscan la carroña para alimentarse". Así, ha propuesto un "boicot" animando a los aficionados del Barça a no asistir al partido: "A ver si decisiones como esta tienen consecuencias económicas y alguien le dice al PP que no todo vale, que las libertades son algo muy importante".

La CUP ha realizado otra propuesta pero en el sentido contrario, más en su línea de desobediencia. Que los culés vayan al Calderón con 'estelades' "de la manera más simpática, amable y contundente" para reivindicar que es "la bandera de la libertad".

UNA "CORTINA DE HUMO"

En el PSOE han sido varios los que han censurado el veto de Dancausa. A juicio de Óscar López, es la "típica cortina de humo del PP en campaña" para evitar que se hable de "otras cosas". El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid y exministro de Educación, Ángel Gabilondo, considera que es un "error" y que la Delegación del Gobierno podría haber interpretado la ley del deporte de otra manera para evitar la prohibición. Y el exdiputado Eduardo Madina ha recordado en Twitter que la 'estelada' "no es un delito".

Noticias relacionadas

"El respeto democrático implica respetar el conjunto de manifestaciones políticas que quiera plantear la sociedad civil, nos gusten más o menos", ha apuntado Íñigo Errejón, número dos de Podemos. A su modo de ver, la política de prohibiciones que ha emprendido el Gobierno de Mariano Rajoy "ha alejado cada vez más a Catalunya de España" y ha argumentado que "los problemas políticos hay que arreglarlos con medidas políticas y no con prohibiciones". Y ha coincidido con los socialistas en que "no es casual" este debate porque "hay quienes saben que echándole más gasolina al fuego se consigue que se agrande el incendio". "Están muy contentos hablando de las diferencias territoriales porque no quieren que se hable de corrupción, desempleo o desigualdad", ha abundado.

Ciudadanos no ha sido tan taxativo en contra de la medida, porque ha considerado que los campos de fútbol deben estar "libres de política" y deben "respetarse" los símbolos oficiales que identifican a todos los ciudadanos, pero ha subrayado que su partido "no es amigo de las prohibiciones", por lo que no hubieran tomado nunca una decisión de este calibre. El portavoz del partido naranja en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha destacado asimismo que "sopesando" la libertad de expresión y la "nula gravedad" de portar 'estelades', una enseña que no ha considerado agresiva, no era necesaria la medida.