Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Rita Barberá niega ante el PP haber blanqueado dinero

La exalcaldesa, que está "preocupada" por su situación, declaró ante el instructor del expediente informativo conservador el 3 de mayo

El vicesecretario de organización asevera que para él corrupción es únicamente "robar"

Patricia Martín

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en rueda de prensa.

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en rueda de prensa. / MIGUEL LORENZO

Rita Barberá declaró ante el instructor del expediente informativo abierto por el PP por el 'caso Taula' el pasado 3 de mayo, según ha revelado este martes el vicesecretario de organización popular, Fernando Martínez-Maillo. El dirigente ha señalado además que habla "habitualmente" con la exalcaldesa y esta niega "la realidad de lo que aparece publicado", es decir, que el PP valenciano blanqueara dinero para financiar las campañas electorales. 

Por ello, Barberá está "preocupada" por la situación, según Martínez-Maillo, quien también ha aclarado que no conoce qué ha declarado exactamente la también senadora ante el instructor del caso. 

El juez del 'caso Imelsa', del que se deriba la operación Taula, ha pedido al Supremo que impute a Barberá, pero los jueces aún no han tomado una decisión y se prevé que el fallo se prolongue varios meses. De ahí que en el PP haya un debate en torno a si la exalcaldesa debe ser expulsada ya, sobre todo para no perjudicar la campaña de Mariano Rajoy en las elecciones generales del 26 de junio, o bien el partido debe esperar a que el Supremo la impute definitivamente antes de apartarla cautelarmente de militancia. Más allá del trabajo del instructor, en la formación todo el mundo da por hecho de que la última decisión la tomará Rajoy y, dado la querencia del líder por preservar la presunción de inocencia, es probable que la resolución se dilate hasta que el Supremo intervenga. 

EL CASO DE MAROTO Y ALONSO

De forma llamativa, el vicesecretario de organización, en una entrevista en la cadena SER, ha considerado que, en su opinión, corrupción es únicamente "robar", lo que deja fuera el tráfico de influencias, la prevaricación, etc. Martínez-Maíllo ha reclamado que en la próxima legislatura se alcance un pacto de Estado en que el se determine "qué es exactamente corrupción y en qué ambitos" para que, entre otros motivos, los partidos tengan la misma vara de medir.

Con la definición de corrupción del dirigente conservador, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y el vicesecretario de sectorial, Javier Maroto, quedan fuera de toda duda porque, según ha alegado, la sanción de ambos por perjudicar las arcas de Vitoria es meramente administrativa, no es definitiva y fue tomada por una consejera de IU del Tribunal de Cuentas.