Ir a contenido

Forcadell recibirá a Otegi en su visita al Parlament

La presidenta de la Cámara atenderá al líder aberzale por su condición de secretario general de Sortu

El PPC anuncia que "contraprogramará" al dirigente vasco con una reunión con víctimas de ETA

LAURA PUIG / BARCELONA

Carme Forcadell.

Carme Forcadell.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, recibirá este miércoles a Arnaldo Otegi durante la visita que realizará el secretario general de Sortu a la Cámara catalana para participar, a las 12.30 horas, en la reunión de la comisión de Exteriors. Otegi también tiene previsto reunirse con las direcciones de los grupos de Junts pel Sí y la CUP.

Según han explicado fuentes parlamentarias, Forcadell se verá con Otegi durante la pausa del pleno. La presidenta del Parlament recibió la petición para verse con el líder aberzale y, han añadido las mismas fuentes, ha decidido atenderla como se hace habitualmente con otros dirigentes de partidos políticos.

Entre los precedentes de recepciones de la presidencia del Parlament a líderes políticos está la que la antecesora en el cargo de Forcadell, Núria de Gispert, realizó en el 2011 a Mariano Rajoy cuando era presidente del PP, y al secretario general del PNV en el 2013.

La visita de Otegi al Parlament ha causado un gran revuelo y tanto partidos como el PPC Ciutadans, así como asociaciones de víctimas del terrorismo han solicitado a Forcadell que la anule al considerar que una persona condenada por integración en banda armada no puede ser recibida en una Cámara que representa a todos los catalanes. En una misiva enviada el lunes, la ACVOT considera indignante que el Parlament se niegue a recibir a las víctimas, pero, en cambio, reciba "a sus asesinos". 

CONTRAPROGRAMACIÓN DEL PPC

El líder del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, ha anunciado que su partido tiene previsto "contraprogramar" la presencia del líder aberzale con una reunión con representantes de las víctimas del terrorismo. "Queremos contraprogramar una visita que ensucia el Parlament, dando voz a las víctimas y dignificándolas", ha explicado Albiol este martes.

A este encuentro, al que el dirigente conservador ha invitado a los líderes del PSC y Ciutadans, Miquel Iceta e Inés Arrimadas, asistirán la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), María del Mar Blanco, y el presidente de la Associació Catalana de Víctimes d'Organitzacions Terroristes (ACVOT), José Vargas.

Ciutadans también ha instado a Forcadell, vía carta, a que "reconsidere" la reunión en la que participará Otegi, de quien recuerdan que fue "condenado por un delito de integración en la banda armada ETA, una banda terrorista que ha cometido crímenes en Catalunya y el conjunto de España".

El diputado de Junts pel Sí Roger Torrent, por su parte, ha defendido la reunión de su grupo con Otegi, a quien ha considerado una figura "clave en la reconciliación y en la paz de Euskadi". "Junts pel Sí habla con todo aquel que nos lo pide, que tiene algo que decir", ha añadido. 

Preguntada la respecto, la portavoz del Govern, Neus Munté, ha asegurado que respetan que el Parlament y los grupos "inviten, reciban y dialoguen con quien consideren oportuno", y ha añadido que no está previsto que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, vaya a recibir a Otegi.

Ocho miembros de Ekin eluden la prisión tras renunciar a la violencia 

Ocho acusados de pertenecer al aparato político de ETA, Ekin, que iban a ser juzgados este martes en la Audiencia Nacional y que se enfrentaban a nueve años de cárcel, han aceptado penas de entre un año y 9 meses y dos años con las que eluden ingresar en prisión tras renunciar a la violencia.

Se trata de un acuerdo de conformidad al que han llegado los acusados con el fiscal y las acusaciones ejercidas por la Asociación Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia.

Un noveno acusado, Ugaitz Elizarán Aguilar, para quien el fiscal pedía 12 años de prisión por reincidencia, también ha llegado a una conformidad con la Fiscalía para ser condenado a dos años, tres meses y un día. Una pena que sí podría suponer su ingreso en prisión aunque la Fiscalía y las acusaciones se han mostrado favorables a que quede en libertad condicional, lo que deberá resolver el tribunal.