Ir a contenido

En Comú Podem cierra su fórmula para tener grupo propio

Se presenta como partido pero irá en coalición para mantener sus derechos electorales

Unidos Podemos se comprometen a no concurrir en Catalunya el 26-J

Iolanda Mármol Roger Pascual

Ada Colau, Xavier Domènech, Pablo Iglesias y Gerardo Pisarello, en un mitin durante la pasada campaña.

Ada Colau, Xavier Domènech, Pablo Iglesias y Gerardo Pisarello, en un mitin durante la pasada campaña. / RICARD CUGAT

Decisión 'in extremis' y fórmula compleja para sortear escollos. Tras negociar hasta el último instante con la dirección de Podemos en Madrid, En Comú Podem decidió este viernes por la noche presentarse como partido político al 26-J. Estarán integrados por las mismas fuerzas -Barcelona en Comú, Podem, ICV, EUiA y Equo- y usarán la misma marca que en el 20-D, puesto que en enero fue registrada en el ministerio del Interior por el entorno de Ada Colau como partido. Sin embargo, aunque concurra bajo esta modalidad, para no perder los derechos electorales adquiridos en los anteriores comicios, En Comú Podem asume la fórmula de coalición instrumental.

Tras múltiples consultas jurídicas y una tensa negociación con la dirección morada, Xavier Domènech toma esta decisión para obtener grupo propio. En enero, la Mesa se mostró contraria a su petición y En Comú Podem pasó a formar parte del grupo parlamentario de Pablo Iglesias. Los letrados adujeron entonces que inclumplían el artículo 23 del reglamento, que exige que las fuerzas se hayan confrontado electoralmente. Concurrir ahora como partido abre una puerta a esta posibilidad, pero no la garantiza, según los servicios jurídicos. Para intentar contribuir a ello Unidos Podemos, la alianza de Iglesias y Alberto Garzón, ha registrado que no se presentan en Catalunya en los próximos comicios. 

Podemos intentó hasta última hora que se repitiera la fórmula del 20-D. Barcelona en Comú era el partido que más apostaba por explorar una senda que no se veía con tanto entusiasmo el resto de miembros de la coalición (Podem, ICV, EUiA y Equo). La decisión se toma coincidiendo con una laguna de poder en Podem, descabezado en Catalunya desde octubre.

Los otros aliados de la formación morada, És el Moment -Podemos y Compromís- y En Marea, que se habían interesado por copiar la estrategia de En Comú, han terminado volviendo a la fórmula de la coalición por las escasas garantías y las múltiples complejidades que implica ir como partido. 

Más allá de las listas al Congreso, el partido morado trataba de sumar a los socialistas para concurrir de forma conjunta al Senado. Desestimado el pacto estatal tras el "no, gracias" espetado por Pedro Sánchez a Iglesias, el barón valenciano, Ximo Puig, evitó este viernes el enfrentamiento directo con la dirección del PSOE, que le pidió poner fin a las negociaciones. En la reunión de la comisión federal de listas, pronunció un alegato en defensa de una candidatura conjunta en la Cámara alta, pero tras el discurso retiró su propuesta.