Ir a contenido

Díaz se alinea con con la dirección federal y rechaza cualquier alianza con Podemos para ir al Senado

La presidenta andaluza critica los "jueguecitos" que solo buscan "enredar y enfangar" la vida política

J.C. / SEVILLA

La presidenta andaluza, Susana Díaz, y su homólogo canario, Fernando Clavijo, el pasado día 5, en Sevilla.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, y su homólogo canario, Fernando Clavijo, el pasado día 5, en Sevilla. / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

La presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz ha descartado este jueves tajantemente que el PSOE se pueda alinear de alguna manera con Podemos para ir juntos al Senado y arañar escaños al PP. “¿No somos la casta, el cortijo, la falta de transparencia?”, ha reprochado, afeando que la formación morada solo busca “enredar enfangar la vida pública”. “No vamos a ir con ustedes”, ha zanjado, defendiendo que los socialistas tienen “un proyecto de cambio propio” y “distinto”.

La líder de los socialistas andaluces se alinea así con la tesis de la dirección federal sobre la negativa a alinearse con Podemos para concurrir al Senado. Una opción que sí está explorando su homólogo valenciano Ximo Puig pese al rechazo expresado públicamente por el secretario general del PSOE Pedro Sánchez.

Durante su intervención en la sesión semanal de control en el Parlamento andaluz, y visiblemente molesta, Díaz ha mostrado la carta remitida por Podemos al PSOE granadino. “Ya está bien de jueguecitos y de bromas”, ha dicho en respuesta a una pregunta de la líder de la formación morada sobre las relaciones de la Junta de Andalucía con Ausbanc, “se les nota demasiado que quieren enredar en el resto de partidos políticos” y “enfangar la vida pública”. 

"BASTA DE BROMAS"

En este punto, se ha mostrado tajante al asegurar que el PSOE “no irá” con Podemos en las elecciones del 26 de junio, ya que su formación tiene un proyecto político distinto de “cambio real para este país”. “Ya basta de bromas y juegos”, ha censurado, lamentando que la formación morada solo piensa “en lo que le viene bien para sus tácticas y frivolidades”.

Por su parte, el PSOE de Granada ha explicado en un comunicado su negativa a sentarse a hablar la propuesta lanzada por la formación de Pablo Iglesias, argumentando que los socialistas son "un partido de gobierno serio y autónomo" y que Podemos ya tuvo "una extraordinaria oportunidad de apoyar el cambio" durante las dos sesiones fallidas de investidura a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno "en lugar de hablar de sillones y después boicotearlo para, finalmente, llevarnos a unas nuevas elecciones". Así, los socialistas granadinos han querido dejar claro que su formación "no se presta a juegos ni experimentos".