Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Un país sin ejército, la propuesta del borrador de constitución catalana

"Los ejércitos de los siglos XIX y XX, por más avanzados que sean, no sirven para nada", asegura uno de sus impulsores

ROGER PASCUAL / BARCELONA

Manifestación contra la guerra en Barcelona.

Manifestación contra la guerra en Barcelona. / GUILLERMO MOLINER

Un país sin ejército. Esa es la propuesta en materia militar del borrador de constitución catalana. "Los ejércitos de los siglos XIX y XX, por más avanzados que sean, no sirven para nada", asegura Jordi Domingo, uno de los impulsores de esta iniciativa. La República catalana que divisan desde Constituïm propone, ya en el preámbulo del documento, que los catalanes se presenten como una "nación de paz" y se "postulen como defensores insobornables de los derechos humanos".

El garante de la seguridad en una Catalunya independiente sería la Agència Nacional de Seguritat i Defensa que no solo se encargaría de la defensa de sus ciudadanos sino que también tendría la misión de garantizar el cumplimiento de las obligaciones internacionales contraídas por Catalunya en esta materia. Por encima de alianzas militares, este propuesta de constitución propugna también, fiel al espíritu pacifista de todo el texto, la creación del Institut Internacional de Pau i Treva de Catalunya. Un organismo que tendría como objetivos "detectar fuentes de conflicto; mediar para evitarlos; buscar soluciones de tregua; participar en misiones de ayuda humanitaria y actuar en caso de migraciones producidas por conflictos o de estragos por catástrofes bélicas o naturales".

Garantizar por encima de todo los derechos y libertades es una de las prioridades para los redactores de este texto. En este sentido uno de los artículos de este borrador constitucional remarca que el derecho a la vida, a la nacionalidad ni la libertad de pensamiento no podrán ser nunca conculcados ni limitados, ni tan solo en estados de alarma, excepción o sitio. 

0 Comentarios
cargando