Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

La fiscalía acusa a Vicente Martínez Pujalte de simular pagos por trabajos falsos

El fiscal denuncia al exdiputado del PP por cohecho y falsedad documental

Considera que cobró a empresas por asesoramientos que nunca existieron

La fiscalía de Valladolid ha presentado una denuncia contra el exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte por falsedad documental y cohecho por haber simulado pagos de diferentes empresas por trabajos "inexistentes" mientras ocupaba su escaño. La demanda va también dirigida contra los exparlamentarios populares Ana Torme y Alejandro Ballesteros. Y contra Alejandro LlorenteJuan Antonio Mora y María del Mar Benito. Los tres últimos están relacionados con las empresas que pagaron a Pujalte a través de la empresa Sirga XXI consultores.

El exdiputado del PP, que no se presentó como candidato en las pasadas elecciones del 20-D, era dueño de esta sociedad junto a Torme, que vendió su participación del 50% a Pujalte en el 2011. En esas fechas ambos ocupaban escaños en el Congreso. Esta sociedad recibió, según la denuncia del fiscal, pagos regulares de la empresa Collosa, que es una de las contratistas habituales de adjudicaciones públicas de Castilla y León.

La Agencia Tributaria detectó en el 2014 una trama en la que cargos regionales agilizaron trámites para Collosa, que resultó beneficiaria de la adjudicación de la construcción de parques eólicos en Castilla y León. Esta red recibió pagos por un total de 110 millones de euros. Martínez Pujlate cobró 75.000 euros de esta constructora, según él mismo reconoció cuando saltó este escándalo entre el 2008 y el 2009. Por su parte, Federico Trillo, actual embajador de España en el Reino Unido, percibió 354.000 euros.

La fiscalía acusa a Martínez Pujlate y al resto de denunciados de no haber sido capaces de "justificar documentalmente los trabajos" que hizo para la constructora. Por ello, sospecha que estos ingresos son comisiones ilegales.

OTROS PAGOS

Además, las empresas del exdiputado del PP también percibieron ingresos de otras sociedades como Scardovi, cuyos titulares son el exdiputado del PP ahora en el grupo mixto Pedro Gómez de la Serna y el exembajador Gustavo de Arístegui. Ambos están siendo investigados en la Audiencia Nacional por corrupción en transacciones internacionales, cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal.

Gómez de la Serna compareció este martes ante el juez José de la Mata, que investiga este caso, pero se negó a declarar, como hicieron el pasado viernes Arístegui y su hijo, hasta que el sumario esté bajo secreto. El togado investiga los posibles pagos a autoridades y funcionarios argelinos y sus familias por contratos de obras.

MÁS EMPRESAS

Martínez Pujalte también está relacionado con una empresa de Ricardo Romero de Tejada, exsecretario general del PP en Madrid que está imputado por gastar con la 'tarjeta black' de Caja Madrid 212.216 euros en los nueve años en los que fue consejero de la entidad. 

El exdiputado del PP ha defendido la legalidad de esta actividad y ha sostenido que era compatible con sus actividades como diputado en el Congreso. Ahora tendrá que esperar qué juzgado se hace cargo de esta investigación, si uno de Madrid o la Audiencia Nacional, por su posible conexión con la trama de Gómez de la Serna.