ENTREVISTA AL CANDIDATO A LAS PRIMARIAS DE PODEM CATALUNYA

Raimundo Viejo: "El objetivo ahora es derrotar a Rajoy"

Lea las entrevistas a los otros dos candidatos: Jéssica Albiach y Albano Dante Fachin.

Raimundo Viejo.

Raimundo Viejo. / RICARD FADRIQUE

Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Con Podem dirigido por una gestora desde octubre, Pablo Iglesias propuso a Raimundo Viejo ser el secretario general de la formación catalana. El diputado de En Comú Podem -que fuera también concejal del Ayuntamiento de Barcelona- lanzó el manifiesto 'Impulsant el canvi. A Catalunya Podem' para tratar de reunir las filas moradas. No logró que Albano Dante Fachin y Jéssica Albiach se sumaran a él, por lo que medita aún si presentarse o no a unas primarias largamente postergadas. 

¿Cómo ve la situación de Podem? Pablo Echenique y Pablo Iglesias plantean dos cosas muy razonables. Mantener neutralidad y no apostar por ningún candidato. E intentar que las elecciones sean lo más abiertas y participadas posibles. Entramos en un escenario muy complejo porque Catalunya ha tenido un papel muy importante en todo el debate de investidura y no puede abrirse el melón de Podem en Catalunya sin abrirse el melón de la investidura. 

¿Que Iglesias abogue por la neutralidad debilita su posición? Al contrario, es un incentivo para presentarse porque la neutralidad es ver cuántos apoyos tiene cada uno y nosotros tenemos más firmas y apoyos en redes sociales. La 'pole position' la tenemos nosotros, porque además estamos planteando un proyecto político muy definido, muy concreto, que los otros no tienen más remedio que hacer suyo porque también es lo que está haciendo Echenique: la descentralización de Podemos, que Madrid no controle todo el territorio. Necesitamos un modelo organizativo que implique que no tenga que pasar continuamente por Madrid. Ese modelo sirve para hacer buenas campañas electorales, pero es agotador para la política institucionalizada. Podemos tener visiones distintas para llegar a un mismo fin. 

¿Dará el salto definitivo cuando se convoquen las primarias? Como Jéssica y Albano no han querido confluir en ese manifiesto nos sitúa en la situación de dar el salto o no. Nuestra candidatura tendría la característica específica de proponer una nueva forma organizativa que vaya más allá de la fórmula de la secretaría general. Pueden pasar muchas cosas de aquí a septiembre. 

No parece que haya una diferencia de fondo entre las tres candidaturas. La perdida de perfil, como ocurrió en Galicia, genera un proceso de escisión interna, de fractura, que no tiene un fundamento tanto en orientaciones políticas como en la parte alícuota del todo o nada. En los sistemas presidencialistas candidatos que están muy próximos acaban siendo iguales a los ojos del elector y acaba siendo en criterios de quién cae más simpático. Nos podemos encontrar con un escenario de un secretario general que gane solo por un puñado de votos y con un consejo ciudadano autonómico dividido a tercios. A mi modo de ver esto se podría evitar de dos maneras: con la hoja de ruta que proponemos, que es ir primero a una organización propia que decida el modelo organizativo distinto, una dirección colegiada, o simplificar las tres opciones hacia un escenario de dos opciones.

¿Ha habido contactos con las otras candidaturas? Firmar el manifiesto puede ser un paso muy bueno porque no compromete a nadie porque no hay todavía candidaturas, pero sienta las bases de una posibilidad más consensual. ¿Que no lo ven? Eso nos coloca en la disyuntiva de ir o no como candidatura con ese mandato del manifiesto. Nosotros hemos hecho una oferta y mantenemos la  mano tendida. Pero no nos pueden decir de fusionarnos mientras no demos el paso. Si damos el paso dijimos que nos presentaríamos como una candidatura de consenso para superar la fractura interna. Ese mandato está en el propio manifiesto. Si Jéssica se decanta hacia Albano o hacia nosotros está marcando un cambio en los equilibrios. Probablemente es más decisiva si se inclina hacia nosotros que si se inclina hacia Albano. Lo digo por la intuición de los números.

Noticias relacionadas

¿Es bueno para Podem que hayan bajado todos el tono en las últimas semanas? Los partidos de radicalidad democrática somos partidos de discutir mucho la política en términos muy descarnados; algo que alguien puede ver como escisión. Es cierto que se ha atemperado en las últimas semanas. La confrontación apasionada me gustaría que se mantenga, aunque sobre la búsqueda de consensos. Esto se puede resolver con inteligencia y voluntad política. Lo que en última instancia nos queda será decidir qué hacemos: entramos como tercero, damos apoyo a un candidato, nos quedamos en casa… Parece difícil decirles a las 2500 personas (más que las que apoyan al resto de candidatos) que ya nos han apoyado que no te presentas.

¿Qué le parece posponer las primarias para septiembre? Todo apunta a eso, y con argumentos bastante convincentes. Si ahora se convocaran primarias no sería muy neutral, nos obligaría a no optar en igualdad de condiciones no solo a mí sino a cualquiera que se presente a diputado o senador. Creo que nos iremos a septiembre, a finales incluso dependiendo de los resultados de la investidura. Ahora la prioridad es derrotar a Rajoy cuando haya pasado esto ya nos centraremos en las cuestiones internas.