Ir a contenido

REUNIÓN DEL COMITÉ POLÍTICO FEDERAL DE IU

La pugna por las listas encalla el acuerdo entre Podemos e Izquierda Unida

El partido de Alberto Garzón reclama uno de cada seis puestos de salida en las candidaturas

Pablo Echenique ofrece a IU 12 puestos y anuncia que el pacto "está más cerca que nunca"

Margarita Batallas

Alberto Garzón, en el consejo político de IU, este sábado.

Alberto Garzón, en el consejo político de IU, este sábado. / AGUSTÍN CATALÁN

Podemos e IU siguen sin superar sus diferencias sobre las listas, aunque van a seguir negociando hasta el último minuto para forjar la coalición electoral con la que concurrirán a las elecciones del 26-J. El plazo legal para registrarla expira el próximo viernes, pero en la práctica deberán tenerla lista este lunes, ya que ambas formaciones quieren consultar a sus bases el martes y miércoles sobre el pacto.

IU ha celebrado este sábado su consejo político federal en el que estaba previsto que se anunciara el acuerdo con Podemos. Sin embargo, Alberto Garzón ha explicado que se "necesita más tiempo para negociar". El escollo ha surgido en la composición de las candidaturas. Los rojiverdes reclaman uno de cada seis puestos de salida en las listas, mientras que la fuerza morada ofrece solo 14 puestos, según ha explicado desde Zaragoza Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos. IU ha negado horas después haber recibido esta oferta.

claves de la nEGOCIACIÓN

  • La fórmula jurídica. Podemos e IU quieren formar una coalición de partidos de ámbito estatal excepto en Catalunya, Galicia y la Comunitat Valenciana, donde se presentan las confluencias. Aún no han decidido el nombre de la marca y si las siglas de cada fuerza aparecerán en la papeleta. Podemos no quiere que figure la sigla de IU.
  • Campañas separadas. Los eventuales socios pretenden realizar campañas electorales diferentes, pero con algunos actos conjuntos en los que participarán Pablo Iglesias, Alberto Garzón y los líderes de las confluencias. En cuanto al programa, el objetivo es pactar algunos puntos comunes respetando el programa propio de cada formación.
  • Grupos y subvenciones. DEl acuerdo pasaría por formar un grupo parlamentario conjunto («federal») en el Congreso y el Senado. Podemos e IU se repartirían los tiempos de intervención y las subvenciones que el Estado otorga a los grupos. Este último aspecto es vital para IU, que tiene que afrontar el pago de nueve millones de euros de deuda.

A pesar de ello, ambas formaciones se han mostrado esperanzadas de que las negociaciones llegarán a buen puerto. Echenique ha asegurado que el acuerdo "está más cerca que nunca" y ha destacado "la generosidad" de su partido con IU. Por su parte, Garzón ha señalado que la configuración de las listas "no es un obstáculo".

Por su parte, el secretario de organización de IU, Adolfo Barrena (que encabeza las negociaciones con Echenique), ha expuesto que no se descarta que en esta coalición se integren "más actores políticos", y que el acuerdo será de ámbito estatal salvo en las tres autonomías donde Podemos tiene confluencias: Catalunya (En Comú Podem), Galicia (En Marea) y la Comunitat Valenciana (Compromís).

VISIBILIDAD DE IU

Otro de los puntos calientes de la negociación es el nombre de la nueva coalición. IU quiere mantener su "visibilidad" tanto en la campaña electoral como en el material de votación y aboga por un modelo "federal" para los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado.

Tras este tiro y afloja, Garzón ha pedido mantener "la discreción" para que las conversaciones den sus frutos porque, en su opinión, la situación no está "descarrilada". Mientras, Echenique ha subrayado que el "potencial electoral" lo pone la fuerza morada. El líder de IU ha anunciado en su cuenta de Twitter que un 91% de los miembros del comité político federal de la organización habían solicitado volver a votar el acuerdo con Podemos, después de que un 82% de los miltantes apoyaran esta semana el inicio de estas conversaciones.