Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

La Comisión Europea desmiente al Govern y asegura que sí que se pidió verse con Juncker

Una portavoz del Ejecutivo comunitario explica que el encuentro no se pudo producir por "problemas de agenda"

El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, también rechazó una reunión con el jefe del Govern

Amadeu Altafaj, junto a Puigdemont, durante una reunión en Bruselas en mayo del 2016.

Amadeu Altafaj, junto a Puigdemont, durante una reunión en Bruselas en mayo del 2016. / JORDI BEDMAR

La Comisión Europea ha desmentido este lunes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien había asegurado que no había pedido ningún encuentro formal con representantes de la Unión Europea, aprovechando su visita oficial a Flandes y Bruselas. Según la portavoz comunitaria Mina Andreeva, Puigdemont solicitó verse este mismo lunes con el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, pero el encuentro no pudo cerrarse por "motivos de agenda". Esta es la misma razón que alegó el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, para no reunirse con el jefe del Govern, que también había pedido cita, según informa Europa Press.                                                                                                  

"Puedo confirmar que hubo contacto a nivel de gabinete y desde ese nivel se envió una respuesta diciendo que lamentablemente la agenda del presidente Juncker de hoy no permite tal reunión", ha señalado la portavoz comunitaria en relación al fallido encuentro entre Puigdemont y Juncker.                                                                                                                                                                         

Mina Andreeva

portavoz comunitaria

Puedo confirmar que hubo contacto a nivel de gabinete y desde ese nivel se envió una respuesta diciendo que lamentablemente la agenda del presidente Juncker de hoy no permite esa reunión

En declaraciones a los medios, el 'president' había asegurado, tanto el domingo como este lunes, que su primer viaje oficial a Bélgica no ha incluido reuniones con altos cargos europeos porque ese no era el objetivo de esta visita.

LA VERSIÓN DEL GOVERN

El Representante Permanente del Govern ante la UE, Amadeu Altafaj, en respuesta a las declaraciones de la portavoz, ha afirmado: "Yo lo que hice es avisar de la presencia del 'president' Puigdemont el lunes por la mañana aquí en Bruselas, que era por una visita oficial a Flandes y si habría disponibilidad de agenda del presidente Juncker y su gabinete me agradeció la petición pero lamentablemente por agenda no se podían cambiar los planes del presidente Juncker". Una manera implícita de admitir que se solicitó ese encuentro. Algo que ha negado reiteradamente el 'president' Puigdemont a lo largo de todo su viaje.

"El día que me proponga ver a un comisario europeo u otra autoridad lo haremos, lo pediremos y lo conseguiremos", dijo el domingo. "Cuando tenga interés en hablar, se va a producir (...) Estoy seguro de que no solo es el interés de la parte catalana, sino que es seguro que va a ser el interés de la parte europea", ha manifestado este lunes.

Fuentes del Ejecutivo catalán explicaron que la razón de no solicitar ninguna entrevista era para evitar el bloqueo de la diplomacia española a estos contactos y que se desdibujase el objetivo del viaje, que consiste en reforzar los lazos políticos y económicos con Flandes y mostrar el apoyo a la delegación catalana en Bruselas tras los atentados en la capital comunitaria.

"PRESIÓN DEL ESTADO ESPAÑOL"

El 'expresident' Artur Mas ha abundado este lunes en esta versión y ha recordado que él mismo vivió "la presión" que aplica el Estado español para impedir citas de este tipo que puedan representar una "publicidad adicional" al proceso soberanista. "Eso no significa que no haya interés" por parte de las instancias europeas, sino que se evita una exposición a los medios que pueda enfadar a un Estado miembro de la UE, informa Xabi Barrena.

El sábado Puigdemont se reunió con el presidente del partido nacionalista flamenco N-VA y alcalde de Amberes Bart de Wever, así como en Gante con el presidente del Parlamento de Flandes, Geert Bourgeois.El domingo, también en Gante, se entrevistó con el presidente del Parlamento Federal de Bélgica, Siegried Bracke. Y el lunes visitó la delegación de la Generalitat en Bruselas y después mantuvo un encuentro con trabajadores de las instituciones europeas, representantes del sector privado y el Consejo del Casal Català de Bruselas.